26 menores Emberá han sido hospitalizados por problemas de salud

La situación de los indígenas Emberá Katio que permanecen en el Parque Nacional es más crítica con el pasar de los días.

Las fuertes lluvias han afectado a este grupo que se niega a ser trasladado a otro punto de la ciudad, ya que se inundaron sus viviendas improvisadas, situación que pone en riesgo la salud y las condiciones de vida de estas comunidades, especialmente de los niños y niñas que son los más vulnerables a contraer enfermedades respiratorias.

La cifra es desalentadora, debido a que de los 290 menores que se encuentran en el Parque Nacional, 26 han tenido que ser trasladados a hospitales por afecciones respiratorias y otros problemas de salud desde el pasado 29 de septiembre.
Además, se encuentran hospitalizados cuatro niños y dos adultos.

“Es irresponsable que por una acción política sigan exponiendo a bebés, niños y niñas, cuando podrían estar en un albergue transitorio donde les brindamos atención integral en salud, educación y alimentación por parte del Distrito, mientras el Gobierno Nacional garantiza el retorno a sus territorios. Hago un llamado a la Defensoría, la Procuraduría y al lCBF para que a través del diálogo puedan persuadir a los líderes para que no sigan exponiendo a sus hijos y que si no acceden se garanticen el restablecimiento de los derechos de los menores”, manifestó Luis Ernesto Gómez, Secretario de Gobierno.

El Distrito reiteró el llamado a los líderes políticos para que no continúen exponiendo a los niños al sol, al agua y a diferentes enfermedades, y que permitan el traslado a la Unidad de Protección Integral del Parque la Florida, un lugar donde actualmente 1050 Emberá Chami reciben atención en salud, escolarización para los menores, alimentación y alojamiento.

A ese llamado se sumó la alcaldesa de Bogotá, Claudia López quien asegura que el Distrito ha otrorgado lugares dignos a los indígenas, mientras que el Gobierno Nacional garantiza el retorno justo.

“Desde hace más de un mes nosotros nos solidarizamos y hemos cuidado a la población Emberá, que llega a Bogotá desplazada por la violencia. La Unidad de Víctimas tiene que garantizar un retorno seguro, la comunidad no quiere estar en Bogotá hacinada, ellos quieren estar en sus territorios» puntualizó la mandataria.

Añadió que los Emberá tienen derecho a vivir en sus resguardos y el Gobierno tiene la responsabilidad de garantizar el retorno, mientras que el parque Nacional se va a recuperar de manera concertada, garantizando los derechos a la comunidad indígena.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín