Administración López muestra sede del San Juan de Dios y reiteró que está en ruinas

Expertos en salud y renovación Urbana afirmaron que la estructura del emblemático hospital Bogotano no cuenta con las condiciones de infraestructura y médicas para operar.

Entre techos caídos, muros a punto de colapsar, esconcombros y mugre, la sede del San Juan de Dios, abandonada hace 30 años, parace sucumbir ante la necesidad de buscar espacios que sirvan para la atención de pacientes ante posible crisis que puede enfrentar el sistema de salud distrital a raiz de la pandemia del Covid-19.

Según Paola Ladino, gerente del complejo hospitalario San Juan de Dios, de la Empresa de Renovación Urbana de Bogotá (ERU) «la estructura, por su antigüedad, no cumple con la normativa actual, la estructura no es sismo resistente, por lo que se generarían riesgos para atender pacientes de cuidados intensivos u otras especialidades» afirmó.

También aseguró que la torre central del hospital debe ser demolida, porque la reconstrucción esta muy desgastada y en un momento de emergencia, como un sismo, no estaría en las mejores condiciones para resistir.

“Los hospitales, por la función que cumplen, tienen que ser las infraestructuras dentro de la ciudad que tengan el mejor comportamiento estructural posible”, explicó la funcionaria.

Por su parte Guillermo Ortiz Ruiz, Jefe de Cuidado Crítico del hospital Santa Clara de Bogotá, aseguró que para hablitar Unidades de Cuidados es necesario pensar que estas unidades son trasnversales y que requieren múltiples especialistas.

Además explicó que una Unidad de Cuidado Intensivo es el área donde están los pacientes más enfermos y debe estar dotada de equipos que atienda todo tipo de emergencia.

«Si el paciente no respira utilizamos el ventilador, si se le deteriora la función de los riñones utilizamos diálisis, si no le funciona el corazón utilizamos marcapasos y eso requiere de una infraestructura especial con flujo de oxígeno y aire», señaló el Doctor Ortiz.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín