Alcaldesa enfila baterías contra Corabastos a la que acusa de explotar a los campesinos y ser foco de contagio de coronavirus

Un frente más de tensión abrió en las últimas horas la alcaldesa de Bogotá Claudia López. Esta vez se fue lanza en ristre contra las directivas de Corabastos y en una serie de trinos los acusó de no entender el enorme riesgo que la manera aglomerada, informal e inequitativa con la que opera, desencadena un factor constante de transmisión de contagio.

Pero la mandataria capitalina no se ahorró palabras para acusar también a Corabastos de explotar a los campesinos abusando de su posición dominante como central comercializadora.

Y así fue como reaccionó la alcaldesa de Bogotá luego que se evidenciara un aumento en los casos positivos con Covid-19 en la central mayorista, que a la fecha registra más de 178 contagios y cinco fallecidos por coronavirus.

Según López, después del Aeropuerto el Dorado, Corabastos se convirtió en el segundo foco de contagio de la ciudad, debido al incumplimiento de los protocolos de bioseguridad dentro de la central mayorista.

“Las normas de bioseguridad vigentes en la ciudad disponen que todo establecimiento comercial de alto flujo, es responsable de la logística externa para su ingreso limpio, bioseguro y sin aglomeración. Así lo hacen bancos, supermercados, grandes superficies, menos Corabastos”, escribió la alcaldesa en su cuenta de Twitter.

Además, aseguró que en la central de abastos no hay baños y lavamanos suficientes, cobran por entrar al baño y la tasa de transmisión es muy alta y pone en riesgo a la población que no solamente frecuenta sus instalaciones, sino también sus alrededores.

“Las 3 UPZ vecinas a Corabastos han tenido la mayor morbimortalidad por Covid de Kennedy. Si Corabastos no entiende que es parte del problema y debe ser parte de la solución, campesinos y tenderos, clientes y vecinos de Corabastos seguirán pagando en vidas esa irresponsabilidad”.

“La Alcaldía lleva meses concertando acciones con la junta directiva de Corabastos pero, en vez de un compromiso serio y responsable de mantener permanentemente las medidas de bioseguridad internas y externas, hay una actitud permanente de evasión y de no asumir responsabilidades”, indicó la mandataria en Twitter.

La respuesta de Corabastos

El gerente de Corabastos, Mauricio Arturo Parra, aseguró que aunque la central mayorista presenta problemas ha hecho todo lo que tiene a su alcance para enfrentar el contagio.

“Nosotros sí tenemos debilidades, pero también muchas fortalezas. Estamos cumpliendo y evitando que esto se propague más. Si se presentan nuevos casos tenemos que manejarlos profesionalmente y no permitir que esto se convierta en un comentario popular que haría muchos daño”, sostuvo el gerente.

Indicó que hasta el momento en la central mayorista se han instalado 500 lavamanos, se cuenta con aspersores de vehículos, personal midiendo la temperatura, aplicando desinfectantes y que junto con la Policía y personal de seguridad evitan las aglomeraciones e imponen sanciones a los que no cumplen con las medidas.

“Se han cerrado más de 120 locales en estos días por incumplir las normas y a quienes no usan el tapabocas se les ha impuesto un comparendo”, agregó.

Descartó que se registren extorsiones contra los campesinos, como sí ocurría varios años atrás y consideró que “el término de extorsión no estuvo bien utilizado. Esos son negocios que se transan entre los comerciantes. Aquí tenemos oficina del Gaula. Estamos libres de extorsión y contrabando”, aseguró Parra.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín