Aumenta incertidumbre por ocupación de UCI y contagio en el centro Bakata

La expectativa de una posible alerta naranja en la ciudad mantiene en suspenso a todos los bogotanos tras el reporte publicado ayer por Saludata al reflejar que el 50% de ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI) para la atención de covid-19 había sido superado.

Bogotá cuenta con 1.180 camas de UCI, de las cuales 716 están dispuestas para la atención de Covid-19, es decir que 358 ya estarían ocupadas. Frente a esto la Secretaría Distrital de Salud comenzó un monitoreo permanente de 24 horas, para determinar el comportamiento de la ocupación de las UCI en la ciudad, reporte que no ha sido publicado hasta el momento de ser publicada esta nota.

“Este es un dato que va a estar cambiando en las últimas horas por los ingresos y egresos nuevos, pero si el indicador sigue subiendo, se decretaría alerta naranja y con esta, la puesta en marcha de varias medidas”, aseguró Alejandro Gómez, secretario de Salud.

Precisamente el porcentaje de ocupación de la UCI es uno de los indicadores que el distrito había definido, desde que inició la reactivación de sectores económicos, para tomar medidas más drásticas para enfrentar el contagio.

Según el jefe de cartera de salud del distrito si se declara la alerta naranja la secretaría de Salud tomaría el control de la oferta y disponibilidad de camas, el manejo de la redistribución de las UCI e intermediarios de la red pública y privada del sistema de salud de la ciudad, con el objetivo de garantizar la prestación de los servicios de salud a toda la población, evitar complicaciones de casos y posibles muertes por el virus y hacer un uso inteligente y eficiente de las camas para cuidados críticos.

Ante este panorama poco alentador Bogotá recibió la noticia que para finales de junio el gobierno nacional le entregará 130 ventiladores de los 425 que fueron ofrecidos a la capital. Para finales de julio llegarían 250 más y 45 en agosto.

Por su parte la alcaldesa Claudia López aseguró vía Twitter que el próximo lunes, en compañía del ministerio de salud entregará un informe detallado del comportamiento en la ocupación de las UCI y dará a conocer las nuevas medidas, si se llegan a tomar.

Centro Bakatá continúa en aislamiento

Tras los 113 contagios entre usuarios y 18 entre el equipo de funcionarios de la Secretaría de Integración Social, que atienden en este hogar a población habitante de calle, se decidió mantener el aislamiento por la seguridad de usuarios y trabajadores.

Según indico Integración Social desde mayo se han tomado medidas para velar por el bienestar de las personas que permanecen allí y para contener la propagación del virus, como la adecuación de áreas para el aislamiento de las personas que permanecen en el centro de atención, la verificación permanente de aparición de síntomas, el seguimiento de los casos en los domicilios de los funcionarios y contratistas que resultaron positivos y la aplicación de pruebas para descartar contagios por contacto.

“Ya tenemos varios resultados negativos en las segundas pruebas realizadas y estamos atentos a lo que arrojen los demás que se están analizando. En este momento, estamos haciendo seguimiento a todos los casos que principalmente son asintomáticos. En general las personas se encuentran en buenas condiciones físicas”, aseguró el secretario de Salud, Alejandro Gómez.

Por su parte, la secretaria de Integración Social, Xinia Navarro, aseguró que sigue el acompañamiento a los equipos de trabajo y a los usuarios. “Sabemos que enfrentamos una situación difícil, que no es posible evitar totalmente y que, por el contrario, nos exige estar muy atentos de manera permanente”.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín