Aún hay bogotanos que no creen en la existencia del Covid-19 y otros más que se resistirán a vacunarse

De acuerdo con una encuesta realizada por la Veeduría Distrital el 21% de los bogotanos encuestados no están dispuestos a vacunarse contra el Covid-19, ante el temor de posibles efectos secundarios en el organismo, especialmente entre quienes no se encuentran en grupos de mayor vulnerabilidad, el escepticismo sobre la rigurosidad científica del desarrollo de la vacuna y la desconfianza de su efectividad.

Otra de las razones para que los ciudadanos no accedan a la vacuna es la desconfianza en las instituciones y en la veracidad de la información difundida sobre el COVID-19, también se identifica desconfianza en las acciones de salud pública adelantadas hasta el momento y sobre el origen del desarrollo de la vacuna al considerar que su desarrollo está mediado por intereses políticos y económicos.

“El objetivo de consultar la voz de los ciudadanos sobre un asunto de salud pública tan determinante, es brindar a tiempo las recomendaciones para que la administración Distrital adopte medidas necesarias para implementar un proceso de vacunación exitoso”, aseguró el Veedor Distrital, Guillermo Rivera.

Del sondeo sobresale que el 14% de los encuestados creen que el coronavirus no existe, y el 8% considera que las vacunas son antinaturales. El 77% de los encuestados considera que todas las personas deberían vacunarse y el 45% de quienes respondieron creen que las vacunas dependen de dinámicas políticas, mientras que el 47% de los encuestados estarían dispuestos a pagar por la vacuna.

La encuesta se aplicó entre el 15 y el 25 de octubre de 2020, a ciudadanos entre los 15 y 79 años, quienes respondieron preguntas concernientes a la percepción sobre el acceso eventual a una vacuna contra el COVID-19, disposición a aplicarse la vacuna, creencias relacionadas con su efectividad y seguridad, y la impresión sobre el manejo de las entidades gubernamentales para garantizar el acceso a la vacuna.

Sobre los posibles efectos secundarios que pueda tener la aplicación de la vacuna: el 45% manifiesta no estar seguro de si éstas tienen algún efecto nocivo para el organismo, mientras que el 15% cree que estos efectos negativos están presentes siempre.

Además, el 37% de la población considera que la vacuna debe ser suministrada primero al personal médico y asistencial (37%) y el 21% cree que la vacuna debería estar disponible para personas con condiciones que pueden agravar la enfermedad. El 21% manifiesta que todos los ciudadanos deberían recibir la vacuna a tiempo y el 2% que nadie debería recibirla.

El 27% de los ciudadanos considera que el manejo de la pandemia no ha sido acertado y más del 50% cree que la información entregada a nivel institucional no ha sido clara ni suficiente.

Recomendaciones de la Veeduría Distrital

  • La Veeduría recomienda que la estrategia de comunicación de las autoridades sanitarias responda al temor y la desconfianza de la ciudadanía.
  • El Distrito debe desarrollar campañas de comunicación sólidas y contundentes para apoyar el proceso de compra Nacional. Medios masivos, redes sociales y publicidad en territorio son fundamentales para la tarea de combatir la desinformación y vincular población con y sin acceso a tecnologías TIC.
Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín