Cambio de mando en Secretaría de Seguridad de Bogotá

Hugo Acero quien estuvo en el cargo año y medio, decidió apartarse del cargo aduciendo razones personales. A pesar de la cercanía que mostraron hoy ante los medios, no fueron pocos quienes recordaron algunos cruces y desencuentros que tuvieron la alcaldesa Claudia López y el saliente secretario de Seguridad.

La seguridad de la ciudad en el presente ha estado cruzada por una continua y sistemática acción de grupos delincuenciales desde aquellos que se dedican a la comisión de delitos como el atraco callejero, el robo en Transmilenio, sectores residenciales entre otros, hasta organizaciones criminales que tienen el narcotráfico como su razón de ser.

Del año y medio de trabajo en la Secretaría de Seguridad a Acero le tocó desarrollar su labor en tiempos de pandemia por lo que fue siempre controvertido por sus detractores cuando se comparaban comportamientos delictivos con el año 2020, atípico por las cuarentenas y el aislamiento en que estuvo la ciudad gran parte del tiempo.

Las ejecutorias de Acero en la Secretaría de Seguridad se orientaron a fortalecer el trabajo conjunto con la policía metropolitana y la fiscalía especialmente en materia de inteligencia para perseguir y poner a buen recaudo a los delincuentes. Y en gracia de discusión tiene Acero junto con la policía en ese frente resultados contundentes en desvertebrar grupos de asaltantes después de un largo trabajo de seguimiento y lectura de cámaras de seguridad.

Se dedicó Acero también a refundar y fortalecer los Frentes de Seguridad Local, estrategia que busca comprometer a la ciudadanía en colaborar y ser parte activa en la lucha contra la inseguridad barrial.

Sin embargo se va con un asignatura no cumplida, si de analizar el comportamiento de diversas manifestaciones delincuenciales se trata.

Mientras el transporte alternativo en bicicleta gana cada día más adeptos, a esa misma a velocidad actúan los delincuentes para robar a los biciusuarios su medio de locomoción, con no pocos casos en que han asesinado a las personas en medio del robo.

Para enfrentar ese fenómeno, Acero en trabajo con la policía adoptaron las estrategias “Rutas Seguras” y “BiciRed”, en la búsqueda de tener una reacción más rápida y en tiempo real frente a este delito.

Es así como al momento de su retiro de la Secretaría de Seguridad, Hugo Acero puede mostrar de manera sostenida en los últimos meses una tendencia a la baja del hurto a bicicletas. En mayo con un 31 % y lo que va corrido de junio con un 46 %, que sin embargo aún es muy alto.

Desarme

Fue un frente al que Acero también le dedicó trabajo. Fue notorio su interés en evidenciar que el porte de armas por parte de civiles se convertía en serio detonador de hechos que terminaban en muertes.

Su balance se refleja en estas cifras: Entre el 2020 y lo que va corrido de 2021 se han logrado incautar más de 224 mil armas blancas y más de 1.900 armas de fuego.

En el 2020 se incautaron 134 mil armas cortopunzantes.

Si se compara el número de incautaciones realizadas en lo corrido del 2021 con respecto al mismo periodo de 2020, hubo un incremento del 155 %. Mientras que a mayo del año pasado se incautaron 35.925, este año fueron 91.695, es decir, 55.770 armas blancas más.

Más de 81 mil de estas armas pasaron a proceso de fundición en el mes de abril.

Otros indicadores como el hurto al comercio mostraban descenso importantes y es así como en los primeros 15 días de junio, este delito descendió 60 % en comparación al mismo periodo del año anterior, al pasar de 529 casos a 213.

Inseguridad Callejera y en transporte masivo

Fue el talón de Aquiles del saliente secretario de Seguridad por la naturaleza mediática de estos delitos. La eterna discusión sobre la percepción que tienen los bogotanos sobre la seguridad tiene en delitos como el atraco callejero y los asaltos masivos a buses de Transmilenio y del SITP, el desenlace de un aumento porcentual permanente de los ciudadanos que dicen sentirse inseguros al salir a la calle.

Ese tema unido unidos a retos urgentes en materia de convivencia y justicia deberán ocupar nada más al asumir el cargo a quien será el nuevo secretario de Seguridad a partir del 1 de julio.

Se trata de Aníbal Fernández de Soto, bien conceptuado por la alcaldesa Claudia López para asumir tan delicado reto.

El nuevo titular de ese despacho viene precedido de una postura que ha expuesto en diversos escenarios como es la urgencia de abordar una reforma a la policía.

Resulta ser este un tema bien sensible en tiempos en que han sido constantes los choques entre la alcaldesa Claudia López y la comandancia de la policía metropolitana, especialmente por la actuación de los uniformados durante las sucesivas marchas en desarrollo del Paro Nacional y antes en los aciagos días de septiembre del año pasado cuando se registró la muerte de un ciudadano como consecuencia de un evidente de exceso de fuerza y abuso de autoridad por parte de uniformados.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín