Cinco integrantes de la primera línea de Suba fueron capturados

En el marco de la ‘Operación Himalaya’, la Policía Metropolitana de Bogotá logró la captura de cinco personas que presuntamente serían parte de la primera línea de Suba y estarían involucrados en hechos delictivos en medio de las manifestaciones.

«Una cosa es la manifestación pública y pacífica, otra son los hechos de violencia contra servidor público. Son actividades que no son tolerables, que son investigadas y que tienen una sanción por parte de la justicia», señaló el Secretario de Seguridad, Aníbal Fernández.

Los cinco capturados

El primer capturado tras el operativo es alias ‘el gato’ quien es presuntamente el líder de la primera línea de la
localidad de Suba. Según las autoridades, es relevante su participación debido a que siempre aparece en lugares donde es necesario intervenir por actividades delincuenciales, siendo la persona que maneja las redes y direccionamiento de la movilidad contra los miembros de la fuerza pública y el transporte en la localidad.

La segunda persona detenida es alias ‘Maura’ quien sería la segunda al mando y habría participado en la incineración de un bus del SITP en un procedimiento policial en el Humedal Tibabuyes.

También, fue capturado alias ‘Z11’, señalado de amenazar a los niños que se disfrazaron de policías en la noche de halloween y publicarlo en sus redes sociales. A su vez fue capturada alias ‘Caro’ quien sería la compañera sentimental de Z1 y es señalada de dinamizar y coordinar las acciones violentas en la localidad de Suba.

Finalmente, fue detenido alias ‘el flaco’ quien apareció en el cartel de los más buscados, luego de la quema del bus en Suba por el episodio del desalojo del humedal Tibabuyes. “Su actividad criminal es preparar bombas molotov y otro tipo de artefactos para lanzar contra miembros de la Policía”, manifestó el General Eliécer Camacho, comandante de la Policía de Bogotá.

Las pruebas contra los integrantes de la primera línea

Según la Policía Metropolitana de Bogotá, hay tres momentos claves que permitieron dar con la captura de estas personas.

• Dos auxiliares de Policía se trasladaban a sus residencias en la avenida Suba con avenida Ciudad de Cali, cuando fueron agredidos, golpeados y torturados por los vándalos, al punto de ser atendidos en un centro médico.

• El segundo momento relatado por las autoridades, detalla la incineración y vandalización de un vehículo de la Policía. El patrullero que se encontraba en el automotor se desplazaba de un lugar a otro y no tenía relación con la actividad de intervención que realizaban el Esmad en medio de una manifestación, siendo golpeado por varios manifestantes, la solidaridad de un taxista evitó que se presentará una tragedia.

• El tercer momento ocurrió en el humedal Juan Amarillo, cuando fue incinerado un bus del SITP, posteriormente se victimizaron y quisieron inculpar a miembros de la Policía y del Esmad de haber quemado el vehículo.

Con estas pruebas las autoridades esperan que estos capturados sean cobijados con medida de aseguramiento intramural.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín