Claudia López profundiza enfrentamiento con el Concejo por declaraciones sobre migrantes venezolanos

Lejos de rectificar como se lo pidieron 24 concejales en una carta, la alcaldesa de Bogotá ahondó su enfrentamiento con el Concejo de Bogotá.

En su decisión de agudizar la confrontación con el cabildo distrital, la alcaldesa, sin nombrarlos, calificó a los concejales de hipócritas políticos que hablan “desde la comodidad del sueldo, el Zoom y Twitter, mientras los ciudadanos padecen en las calles ataques de algunos migrantes venezolanos muy violentos. La mandataria se dolió que por denunciar esa realidad y enfrentarla, califiquen a los bogotanos y colombianos como xenófobos.

Y reiteró frente a los migrantes que “El que venga a trabajar bienvenido (…) pero el que venga a delinquir, a asesinar a uno de nuestros policías a sangre fría o a un ciudadano por robarle un celular, a ese lo tenemos que poder judicializar y, en algunos otros casos, deportar si es necesario”.

Más tarde al término de un Consejo de Seguridad donde se adoptaron medidas para enfrentar la creciente inseguridad en la capital, como la prohibición de parrilleros en motos domiciliarias, y a una pregunta de BOGOTÁ AM/PM sobre si convenía tensar en estos momentos la relación con el cabildo distrital, la alcaldesa se mantuvo en su posición y reiteró: “Hago un llamado a que la ciudadanía se una con la policía y la alcaldía. La hipocresía política que desconoce los actos, que desde la comodidad de las redes sociales desconoce las realidades de los barrios y las gentes de la ciudad, no va a solucionar nada”.

Aseveró la mandataria distrital que los problemas hay que llamarlos por su nombre. Hay un problema de inseguridad porque hay pobreza y porque hay desempleo derivado de la pandemia.

Y reiteró que con negar esos problemas no se solucionan. Desde la comodidad del escritorio y del Zoom no se soluciona nada.

“Yo soy una alcaldesa del territorio, del barrio a barrio, de calle a calle patrullando, en Consejos de Seguridad en la Alcaldía en las localidades. Yo personalmente he presidido Consejos de Seguridad y de Gobierno en todas las localidades de Bogotá”.

Y como para que no quedara duda de su decisión de no rectificar como lo solicitó el Concejo, la alcaldesa terminó su intervención subrayando su trabajo en el territorio: “Esto es en la calle con la gente, en los barrios”, sostuvo.

En el Concejo no cesa rechazo por declaraciones de alcaldesa sobre migrantes venezolanos

Si el jueves el llamado a la alcaldesa de por lo menos 24 concejales era a rectificar sus controvertidas declaraciones sobre los migrantes venezolanos, este viernes las voces se elevaron para calificar de irrespetuosa a la mandataria, al calificarlos de políticos hipócritas que realizan su trabajo desde cómodos escritorios, sin ir a los barrios y limitando su trabajo a reunirse por Zoom.

Las posiciones se plantearon desde quienes pidieron con urgencia la realización de un debate de control político contra la alcaldesa, hasta quienes acusaron a López de salir con discursos facilitas, xenófobos y sin una solución real.

El concejal del Polo Democrático, Manuel Sarmiento evidenció que la población migrante no es responsable del aumento de la inseguridad.  Sostuvo que en lugar de replicar lo que la gente dice en los barrios, la alcaldesa debe educar para que no siga creciendo la repudiable y peligrosa animadversión contra los migrantes.

Susana Muhamad, concejal de Bogotá Humana se refirió al calificativo de hipócritas lanzado por la alcaldesa contra los concejales y afirmó que hipócrita era Claudia López al salir con discursos facilitas, xenófobos y sin una solución real. Agregó que el aumento de la violencia y una política de seguridad insuficiente proviene de un deterioro socioeconómico que la alcaldesa no ha abordado.

Diana Diago, concejal del Centro Democrático afirmó que esa afirmación de hipócritas contra los concejales es una muestra que a la mandataria no le agrada el control político y desconoce el descontento ciudadano por su gestión. Consideró que el primer paso debe ser que reconozca sus errores para sacar a Bogotá de esta profunda crisis a la que la llevó.

Rolando González, concejal de Cambio Radical reaccionó frente a la aseveración de la alcaldesa sobre que los concejales trabajan desde cómodos escritorios pero no van a los barrios. González le respondió indicando que hay concejales que diariamente hacemos labor en las comunidades, resolvemos inquietudes y de hecho defendemos muchas veces la ineficiencia de muchos funcionarios.

Heidy Sánchez, concejal de Bogotá Humana consideró que reconocer el problema es decir que las acciones para enfrentar la inseguridad han sido insuficientes, no apelar a la xenofobia para evadir la responsabilidad. Ayer era culpa de la Nación y hoy es del Concejo. Siempre habrá un culpable y nunca será usted, alcaldesa. Hipocresía?

Claudia López, Alcaldesa de Bogotá
Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín