Con la sanción del ‘Plan Marshall’ y el cupo de endeudamiento, el Distrito va por el rescate y la reactivación económica de la ciudad

Tras sancionar este viernes del Plan Marshall de Reactivación Económica y el nuevo Cupo de Endeudamiento, la administración de Claudia López contará con los recursos para buscar los incentivos tributarios necesarios en la reactivación económica y el rescate social de la ciudad por causa de la pandemia.

Como meta la administración propone un crecimiento económico de la ciudad con una tasa de 4% por año para reducir el desempleo y la pobreza, buscando una recuperación constante.

“La pandemia nos está dejando secuelas muy duras, sobre todo en mayor desempleo y pobreza de las mujeres y los jóvenes, gracias al Concejo de Bogotá y la sanción de estos dos planes, será posible avanzar en la reactivación”, indicó la mandataria distrital.

La recuperación está basada en una inversión pública que agrupa el componente de reactivación del Plan de Desarrollo para el cuatrienio por 53 billones de pesos, el cual requerirá inversiones aún mayores de obra pública para buscar la reactivación económica y la generación de 500.000 empleos de la ciudad.

“Con el Plan Marshall, el cupo de endeudamiento y el Acuerdo Social buscamos, en un trabajo articulado con el Gobierno Nacional, las herramientas para recuperarnos de la dura crisis que nos deja la pandemia. Cada obra, cada vía, colegio, parque u hospital es un servicio social, pero también representa empleo para gente que lo necesita y que la ha pasado duro por falta de oportunidades”, expresó la alcaldesa Claudia López.

La administración solicitó el cupo de endeudamiento de 10,79 billones de pesos para hacer mejoras en movilidad, educación, salud, infraestructura, seguridad, cultura, recreación y demás bienes públicos que requiere la capital.

Frente a la apuesta por el rescate social el Distrito, con el apoyo del Gobierno Nacional, incluye el programa de Renta Básica de Bogotá e Ingreso Solidario, con el que espera realizar transferencias monetarias a por lo menos 443.000 hogares pobres, mayoritariamente encabezados por mujeres.

Con los jóvenes tiene proyectado brindar alternativas de educación superior y desarrollo y certificación de competencias a gran escala, para jóvenes que lo necesitan. Con esta estrategia se beneficiarán 16.000 jóvenes y, en cofinanciación con la Nación, se espera llegar a 64.000 jóvenes.

En salud se busca garantizar el aseguramiento universal, brindando atención y afiliaciones a 263.740 personas, implementando 200.000 subsidios para afiliar al régimen subsidiado a nuevas personas excluidas del sistema y prestando servicios de salud a 60.632 personas pobres no aseguradas.

Para las microempresas y trabajadores independientes, el paquete incluye acceso a recursos de crédito y financiación, complementado por mecanismos de fortalecimiento empresarial: 25.000 independientes con créditos en convenio con el Fondo Nacional de Garantías y 48.000 empresas con herramientas de fortalecimiento empresarial.

En el sector del hábitat y vivienda se espera invertir –entre otros– en más de 2.600 subsidios de vivienda nueva o usada y 4.000 subsidios de arrendamiento social.

Los programas ‘Sistema Distrital de Cuidado’ y la ‘Estrategia Territorial Integral Social-ETIS’, buscan reconocer, redistribuir y reducir los trabajos de cuidado no remunerado que recaen principalmente sobre las mujeres, afectando sus proyectos de vida y sus oportunidades laborales y educativas. Además de acercar la oferta social del Distrito, para impulsar contratos sociales familiares que propendan por su movilidad social.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín