Contraloría de Bogotá alerta retrasos en grandes obras de infraestructura

Tras realizar una serie de supervisiones a 22 obras de infraestructura, la Contraloría de Bogotá reveló que 21 obras no cumplen con el cronograma de ejecución.

De las 22 obras, 14 presentan adiciones de recursos, 11 registran modificaciones; 15 han solicitado suspensiones y 16 han pedido prórrogas.

En las obras visitadas existen factores similares como la limitada estructuración de los proyectos en sus etapas de prefactibilidad y factibilidad, falencias en la planeación, deficiencias en el seguimiento por el incumplimiento de cronogramas y fallas en el principio de economía, debido a que no se han podido asegurar los máximos resultados, utilizando el menor tiempo y la menor cantidad de recursos.

“Se observan presuntos daños patrimoniales, bien sea por la disminución, perjuicio, detrimento, pérdida o deterioro de los bienes o recursos públicos”, afirmó el Contralor Distrital, Andrés Castro.

Las obras que se encuentran retrasadas

La obra de la Avenida El Rincón entre la Avenida Boyacá y la carrera 91, y la intersección Avenida el Rincón por Avenida Boyacá y sus obras complementarias cuenta con 11 suspensiones, 8 prórrogas y 9 modificaciones.

El Centro de Protección y Bienestar Animal CEA ya tiene 8 suspensiones, 8 prórrogas y 2 modificaciones en su cronograma.

En el caso de la Plaza de Mercado Santander, si bien el contratista ya entregó las obras en 2020, los espacios intervenidos para uso de los comerciantes y clientes no han sido terminados.

En la obra del Data Center Alma de la ETB, la ejecución de obras civiles, suministro de bienes y servicios de instalación, configuración, pruebas, estabilización y puesta en funcionamiento quedaron paralizados, por lo que la obra fue abandonada.

Otras obras que presentan retrasos y abandono en el cumplimiento del cronograma son la ampliación del Coliseo el Salitre, el Centro Día en Campo Verde, localidad de Bosa y la Planta de Tratamiento Wiesner.

“Estas son el reflejo de un ejercicio débil de planeación y estructuración. Es importante tener en cuenta que generalmente están relacionadas con demoras, mayores costos y aumento de los presupuestos de los trabajos de interventoría”, puntualizó el Contralor.

El órgano de control llamó la atención frente al desarrollo de dichas obras, donse se podría generar una gestión antieconómica, ineficaz, ineficiente, inequitativa y en muchos casos inoportuna.

La entidad continuará haciendo un seguimiento al avance de las obras infraestructura que existen en la ciudad.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín