Denuncian fallas en planes de mantenimiento vial de la ciudad

La Personería de Bogotá denunció una falta de planeación por parte del Distrito frente al mantenimiento de la malla vial y el denominando ‘Plan de Choque’, y las intervenciones realizadas por el IDU y la Unidad de Mantenimiento Vial entre diciembre de 2021 y enero de 2022.

Falencias en la ejecución, herramientas obsoletas y un plan tapahuecos que dejan muchas dudas, fueron los puntos cuestionados por la Personería.

Herramientas tecnológicas obsoletas

El órgano de control evidenció que el Sistema de Información Geográfica que administra el IDU (SIGIDU), presenta múltiples falencias, exclusiones, desactualización e inconsistencias en el manejo de la información sobre el estado de la malla vial de la ciudad.

“Lo que pone en vilo las cifras oficiales que son presentadas a la ciudadanía, así como la falta de confiabilidad de los datos, como fuente primaria para la planeación”, advirtió Sandra García Angarita, Personera delegada para la prevención y control de la Función Pública.

Se comprobó que el Distrito no cuenta con un sistema único que concentre en tiempo real el estado de la malla vial de la ciudad, dado que se obtiene información proveniente de diversos aplicativos, los cuales son alimentados desde diferentes fuentes de información, generando una seria distorsión entre el estado real de la infraestructura y la información manejada por la administración.

Falencias en la ejecución y metas del Plan De Desarrollo

La Personería reveló que en estos dos años, la Alcaldía apenas ha ejecutado cerca del 18% del total del rubro asignado para conservación de la malla vial, generando una preocupación en el cumplimiento de la meta, pues dado el evidente atraso, la Administración Distrital tendrá que ejecutar más del 80% del presupuesto asignado para el cuatrienio en apenas 20 meses.

“Según las cifras oficiales a diciembre del 2020, el porcentaje de intervención propuesto corresponde a un 22,60% del total de inventario disponible. Si contrastamos este índice de conservación frente al porcentaje de malla vial diagnosticada como regular y mal estado, que representa un 52,44% del total de la infraestructura, es una meta baja frente a las necesidades de conservación en las vías de Bogotá”, señaló Angarita.

Dudas en plan ‘Tapahuecos’

El ente de control determinó que existe una distorsión en la presentación de la información que divulgó el Distrito sobre los resultados de la ejecución del denominado “Plan de choque” proyectado entre el 25 de diciembre de 2021 al 22 de enero de 2022, en el cual se anunció la intervención de 56.000 “huecos” sin especificar tamaño, severidad o ubicación.

“Hacemos un llamado a la Administración Distrital para que aclare a la ciudad los datos que reportaron de la reparación de la malla vial, en el portal Gobierno Abierto Bogotá – GAB, que habla de 101.602 huecos, que si bien es una cifra superior a lo planeado este ente de control detecta una distorsión en la información reportada”, aseguró la funcionaria.

Además, las medidas implementadas resultan ínfimas frente a las necesidades que tiene la malla vial en el Distrito Capital, la cual equivale a 53.919.216,04 m2, por lo que el impacto durante este plan fue de solo el 0,18% de la superficie de pavimento disponible.

“Se evidenció que existen algunos segmentos intervenidos que, por su flujo vehicular, ya se encuentran nuevamente deteriorados, constituyéndose su reparación en un posible detrimento patrimonial, por cuenta de una planeación e intervención no efectivas”, insistió la Personera Delegada.

La Personería advirtió que las acciones realizadas, por sí solas no generan impactos importantes en la conservación de la malla vial, por cuanto se requieren acciones de intervención coherentes y soportadas por una planeación más ajustada a las necesidades de la infraestructura de una ciudad por la que transitan más de 2.500.000 vehículos diariamente.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín