Distrito y cinco departamentos firman alianza para proteger el agua

La Alcaldía de Bogotá y las Gobernaciones de Cundinamarca, Boyacá, Meta, Huila y Tolima firmaron una alianza regional para garantizar la seguridad hídrica de la región, reafirmando el compromiso contra la acción climática.

La alianza contempla cuatro acuerdos en los que se espera trabajar conjuntamente para garantizar la seguridad hídrica. El primero busca articular instrumentos de planificación y políticas regionales; el segundo, construir e implementar acciones de mitigación y adaptación dentro de cada uno de los territorios; el tercero, fomentar el pacto por el aire limpio en las ciudades principales de la región central; y el cuarto, promover la conformación de un sistema regional de información del agua de la región central.

“Aquí le hacemos caso a la ciencia, porque son el conocimiento y el rigor científico los que orientan nuestras acciones. Lo hicimos con el Covid y salvamos miles de vidas, y ahora lo haremos con el agua, con nuestro plan de acción climática, porque salvaremos no solo vidas sino la productividad. Salvaremos a la humanidad y al planeta entero”, afirmó la alcaldesa Claudia López.

La mandataria les propuso a sus interlocutores y a los mandatarios departamentales constituir una empresa de cambio climático y gestión del agua para poder enfrentar en equipo y aprovechar eficientemente los recursos.

“Lo que requerimos es una empresa de todos, una empresa de cambio climático de la región Bogotá–Cundinamarca que nos trate en igualdad, sin irrespetos, ni chantajes”, subrayó.

Adicionalmente, la alcaldesa reiteró su llamado al Concejo de la para que apruebe el cupo de endeudamiento que su radicado entre otras prioridades para la Empresa de Acueducto de Bogotá.

“Bogotá está pidiendo 2,8 billones de pesos para cumplir y honrar su compromiso de limpiar el Rio Bogotá antes del 2030, construyendo la planta de tratamiento de aguas residuales PTAR – Canoas que es fundamental para Cundinamarca y Soacha”, destacó la mandataria.

Por su parte, el Director de la Región Administrativa y de Planificación Especial (RAP-E), Ricardo Agudelo señaló que la región ha sufrido una fuerte ola invernal que ha dejado varias afectaciones, pero enfrentar el cambio climático requiere de compromisos de todas las partes.

“No hay mejor escenario que este para mostrar lo que la RAP-E ha logrado. Hemos sufrido en estos días los embates de la ola invernal, deslizamientos, inundaciones, entre otros, pero poco antes tuvimos sequias e incendios y momentos contradictorios en los que debemos enfrentar esta situación climática. Enfrentarlo requiere de grandes compromisos que van más allá de lo local y lo regional que deben ser a nivel nacional e internacional”.

A su turno, el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa sostuvo que esta es una gran responsabilidad en un propósito colectivo como país porque están comprometidos los entes territoriales.

“Colombia tiene un plan contemplado en una ley que fue construida por todos los sectores. Carbono neutral a 2025 y una diversidad positiva. Esta tiene que ser la década de la acción, no de las promesas”, añadió el Ministro.

Desde los entes territoriales se seguirán verificando los consumos y se harán los análisis de las series temporales de los datos de niveles de carga hidráulica registrados en los sensores de los usuarios con concesión de agua subterránea, para controlar el uso indiscriminado e irresponsable de la misma y el agotamiento del acuífero.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín