Durante 50 años se ha descontaminado el río Bogotá con palabras hoy se anuncia con inversión de 10.2 billones

En el marco de la celebración del día del Río Bogotá, el Distrito dio a conocer la hoja de términos para el proceso licitatorio mediante el cual se iniciará la construcción, operación y estabilización de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Canoas para lograr la descontaminación del Río Bogotá en un 70%. El proyecto tendrá un costo de 10.9 billones de pesos y beneficiaría a más de 10 municipios cercanos a la capital del país.

Precisamente para que el rio Bogotá pueda convertirse en un espacio ecológico, navegable y rico en flora y fauna, la alcaldesa Claudia López aseguró que el mejor homenaje que se le puede hacer al río es descontaminarlo, por ello pidió al Concejo de Bogotá se autorice el cupo de endeudamiento, para poder abrir la licitación, “la PTAR Canoas será la planta más grande del país y la segunda de América Latina. Al Río Bogotá lo han tratado de limpiar con palabras, aquí lo vamos a limpiar con inversiones, dinero que se dará en conjunto con Nación, Gobernación, CAR, Empresa de Acueducto y Alcaldía Mayor, para limpiar por fin el Río Bogotá y recuperar su cuenca”, puntualizó la mandataria.

La construcción y puesta en marcha de este megaproyecto beneficiará a 10,2 millones de colombianos que habitan en la capital y los municipios de la cuenca baja del río como Soacha, Sibaté, El Colegio, San Antonio del Tequendama, La Mesa, Anapoima, Apulo, Tocaima, Agua de Dios, Ricaurte y Girardot.

¿En qué va el proyecto?

La PTAR Canoas cuenta hoy con la estructuración técnica, legal, financiera y también la licencia ambiental por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA). Sin embargo, falta el trámite del cupo de endeudamiento por 2,8 billones de pesos que tendrá que pasar por el Concejo de Bogotá para que la Empresa de Acueducto pueda proceder al proceso licitatorio y de contratación.

La preconstrucción y construcción de la PTAR tendrá una duración de aproximadamente seis años, lo que quiere decir que a partir del 2029 la planta estará tratando las aguas residuales del río Bogotá. Según el Distrito, esta obra será una de las más grandes e importantes del país después del Metro de Bogotá.

Así mismo, la Secretaría de Ambiente con el objetivo de mejorar la calidad del recurso hídrico en los ríos Fucha, Tunjuelo, Salitre y Torca, que desembocan en el río Bogotá informó se han realizado diversas mediciones a la calidad de las aguas y según los reportes es la primera vez que estos afluentes muestran una mejora. En 2021 se abrieron 355 procesos sancionatorios por presunto incumplimiento de la norma en materia de vertimientos, y se han impuesto ocho sanciones que superan los 651 millones de pesos.

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 10 =

Suscríbete a nuestro boletín