El día difícil de Claudia López: Investigación de la fiscalía y la reactivación económica

Mientras Bogotá suma 88 muertos por coronavirus, 39 pacientes están en Unidades de Cuidados Intensivos, (un 8.8% de los contagiados), muestra un 3.9% de letalidad en los casos y registra el 42% de contagiados del reporte nacional, hoy el foco informativo lo han querido orientar hacia la alcaldesa Claudia López y su infracción al violar la cuarentena.

En una decisión que en la más benévola de las reacciones ha sido calificada como exagerada, la fiscalía decidió abrir indagación contra la alcaldesa de la capital, hecho que según abogados no pasa más allá de ser una irregularidad disciplinaria que evidentemente a acarrea el pago de una multa.

La pareja de la alcaldesa, la senadora Angélica Lozano ya se había presentado a un CAI de Chapinero para reportar su incumplimiento y afrontó las consecuencias de un comparendo por violar la medida sanitaria.

En la mañana de hoy la Fiscalía anunció la investigación contra la alcaldesa. Previamente se había hecho viral un vídeo que la mostraba junto con su compañera en un supermercado.

Horas después de conocerse la decisión de la fiscalía, la alcaldesa a través de su cuenta de Twitter reconoció su falta en los siguientes términos:

“La infracción de ir con Angélica al supermercado la reconozco con humildad, ofrezco excusas a la ciudadanía y acato el comparendo. Mi responsabilidad es mayor en dar ejemplo. Mi prioridad es cuidar vidas. Las controversias con el presidente no las debe dirimir la Fiscalía”.

La actitud de la fiscalía, que tomó por sorpresa a muchos, fue interpretada como exagerada, interesada en investigar una simple contravención en cambio de no priorizar otras urgencias investigativas como los escándalos políticos, los actos de corrupción y el asesinato sistemático de líderes sociales, entre otros.

Pero además el trino de la alcaldesa evidencia que no han sido conjeturas de los medios sus reconocidas diferencias con el presidente Duque en varias de las decisiones de manejo de la pandemia.

El trino fue interpretado como una alusión directa de la reconocida amistad existente entre el mandatario y el fiscal Barbosa, a quien la alcaldesa le pide que no dirima “las controversias con el presidente”.

Reactivación de la construcción y la manufactura

La alcaldesa Claudia López se ha distinguido en esta primera parte de su administración por acertar en su trabajo comunicativo directo con los bogotanos. Eso sin embargo no significa que algunos lean, detrás de sus permanentes intervenciones, una estrategia para fortalecer su imagen de cara a retos electorales futuros.

Pero quienes la apoyan, que al tenor de las encuestas son mayoría, su porcentaje de aceptación es de más del 75%, exaltan su asertividad en la explicación de las decisiones, que no han sido pocas, en desarrollo del trabajo para enfrentar la pandemia.

Sin embargo, en lo referente a la entrada de las actividades constructora y manufacturera en la ciudad, algunos sostienen que no fue lo suficientemente contundente para hacer ver a los bogotanos que el cómo de esa decisión solo lo podía definir una vez el gobierno clarificara el papel que los gobernadores y alcaldes tenían.

Hoy tanto constructores como líderes del sector manufacturero con asiento en Bogotá reclamaron por lo que llamaran tardanza de la administración distrital para facilitar el regreso a la actividad. Tal vez no escucharon a la alcaldesa cuando anoche en su intervención señalaba que solamente conocido el decreto presidencial podía saberse, especialmente en lo referente al sector de la manufactura, cuáles eran los subsectores que podían entrar de nuevo en actividad.

El anuncio de la alcaldesa indicando que hoy lunes la cuarentena seguía igual, si entrar construcción y manufactura, fue interpretada como otra alcaldada, al no quedar evidenciado que, en este episodio, como dijo el ministro de comercio, el gobierno abría la llave, pero gobernadores y alcaldes decidían la gradualidad.

Por eso con el transcurrir de las horas parecía entenderse que el alistamiento, registro y aprobación escalonada del regreso al trabajo de construcción y manufactura, es atender esa gradualidad que es responsabilidad en el caso de la capital de la alcaldesa.

Sin embargo, subsisten voces que reclaman la vuelta a la actividad económica de esos dos sectores lo más rápido posible, solicitud que se estrella con lo anunciado por la alcaldesa en el sentido que solo hasta la semana entrante una vez revisados y aprobados los protocolos regresan a labores los trabajadores de la construcción en horarios diferente los de obras públicas y privadas y solamente hasta dentro de tres semanas los del sector manufacturero.

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres − 1 =

Suscríbete a nuestro boletín