En tiempos de cuarentena, los servicios sociales del Distrito no paran

A pesar del confinamiento que vive la ciudad a causa del contagio por el Covid-19, la Secretaria de Integración Social adoptó medidas para continuar con la prestación de servicios para adultos mayores, niños, niñas y población vulnerable.

En los comedores comunitarios se restringió el funcionamiento de los espacios establecidos para el consumo de los alimentos con el fin de evitar aglomeraciones en recintos cerrados.

A las personas mayores de 70 años, se les entrega un paquete de contingencia para 26 días. El operador del servicio de alimentación generará un listado de participantes con horarios para entrega de los alimentos, asegurando turnos de máximo 30 personas cada 30 minutos y garantizando una distancia mínima de 2 metros entre los participantes para evitar contagios.

Estos apoyos son priorizados para los adultos mayores, quienes deben delegar a una persona del grupo familiar para recoger los paquetes alimentarios en el comedor, de modo que se evite el posible contagio del virus en esta población fundamental para la entidad.

Por su parte, la población menor de 70 años recibe alimentos en el comedor llevando 4 recipientes previamente lavados y desinfectados para transportar las comidas según los requerimientos nutricionales, se programarán turnos de 30 personas cada 30 minutos, quienes deben recogen su comida y volver inmediatamente a su vivienda.

A los beneficiarios con síntomas gripales se les contacta telefónicamente para que autoricen a un familiar para recoger los alimentos.

La población priorizada en este servicio son niños y niñas mayores de 4 años, adolescentes, personas mayores, mujeres gestantes y personas en riesgo de inseguridad alimentaria severa y moderada.

Bogotá cuenta con 124 comedores comunitarios, distribuidos en 18 localidades, con capacidad para atender a 35.700 personas al día.

Con la campaña ‘Quédate en Casa’, la Secretaria de Integración esta entregando en Centros Crecer, jardines infantiles, comedores comunitarios, entre otros, paquetes alimentarios para suplir las necesidades básicas de estos núcleos familiares durante la cuarentena.

En cuanto a los protocolos para la implementación y funcionamiento de los alojamientos temporales, la entidad estimó que serán de máximo 50 personas y se ubicarán en localizaciones según necesidades identificadas, garantizando la normatividad relacionada con Salud Pública y condiciones higiénico-sanitarias y las implementadas en el marco de la pandemia Covid-19.

Estos alojamientos contarán con las debidas provisiones de comida, recreación, vestuario, manejo de residuos sólidos y sanitarios, así como actividades e intervenciones de acuerdo con las necesidades de salud de la población. Estarán enfocadas en combatir las causas prioritarias de enfermar y/o morir.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín