Entran a la recta final las obras del deprimido de la Calle 94

Comparte!

Marzo 22. Es la nueva fecha y esperemos que la última para la entrega de una de las obras que se convirtió en la muestra de lo que ocurre con los contratos de obras civiles con el Distrito. Se firman pero no se sabe con seguridad cuando se entrega la obra.

Todo comenzó, otra vez, en la fatídica alcaldía de Samuel Moreno. Año 2009.
Se adjudicó un contrato para construir un paso deprimido o túnel que descongestionara la ciudad a la altura de la calle 94.
Consorcio favorecido: Conexión con el 68 por ciento de participación accionaria del tristemente célebre contratista Julio Gómez hoy condenado por el carrusel de la contratación.
Costo inicial de la obra 46 mil millones de pesos. Pero en poco tiempo, como es tradicional con esos contratos su costo se elevó a los 63 mil millones.
También como era de esperarse el consorcio incumplió y el contrato fue caducado en 2011. Después se supo que la obra ya valía 85 mil millones.
En febrero de 2012 se adjudica de nuevo la obra y esta vez el favorecido es AIA-Concay y entonces con nuevos diseños y estudios se eleva el costo del deprimido a 166 mil millones de pesos.
La obra se debió entregar en 2014 pero eso nunca ocurrió, hoy el alcalde Peñalosa se atrevió a dar una fecha para su entrega.
Como es costumbre por estas fechas el alcalde no desaprovechó el momento de este anuncio para reiterar cómo se avanza en el conjunto de otras obras para la ciudad…
En gracia de discusión a riesgo que nos tilden de peñalosistas es evidente que un correcto trabajo gerencial garantizaba que este elefante blanco del deprimido pudieron al final terminarse y en breve ponerse al servicio de los bogotanos.

Comparte!
Equipo Bogotá AMPM

Equipo Bogotá AMPM

Profesionales del periodismo

Comenta con tu Facebook!

Dejar Comentario

Suscríbete a nuestro boletín

Te mantenderemos informad@ todos los días!