Inicia el sistema público de bicicletas compartidas en Bogotá

El Distrito inició el plan piloto del sistema público compartido de bicicletas, con la instalación de las dos primeras estaciones que harán parte de este sistema en el Parque el Virrey y en la Calle 85 con Carrera 15.

La prueba se realiza con el fin de poner en práctica, a pequeña escala, el proceso de instalación de las estaciones, confirmar el funcionamiento de la aplicación tecnológica para el préstamo y entrega de las bicicletas y verificar el sistema de intercambio de información con la Secretaría de Movilidad.

“Vamos a tener 300 estaciones de bicicletas públicas compartidas alimentadas por energía solar, vamos a tener 3.300 bicicletas públicas y compartidas en Bogotá, desde Usaquén hasta el Centro. Esta es la primera zona de 27 kilómetros donde vamos a empezar”, aseguró la alcaldesa Claudia López.

El sistema contará con 1.500 bicicletas eléctricas, 1.500 mecánicas, 150 manocletas, 150 con cajón y 150 sillas para transportar a niñas y niños, lo cual facilita los viajes de cuidado que mayoritariamente hacen las mujeres.

“Ninguna otra ciudad de América Latina tiene hoy más buses eléctricos que Bogotá, ni más bicicletas eléctricas. Somos líderes en movilidad eléctrica, limpia, sostenible, y multimodal”, añadió la mandataria.

El Sistema de Bicicletas Compartidas contará con 300 estaciones en las que se podrán ubicar bicicletas tanto mecánicas, como electroasistidas, y su tamaño dependerá de la demanda de la zona en que se instalen.

Cada estación contará con puertos inteligentes para el bloqueo y desbloqueo de las bicicletas a través de una aplicación, código QR o una tarjeta. Su diseño está pensado para resistir las condiciones de la intemperie, al igual que evitar el vandalismo.

“El Sistema de Bicicletas Compartidas de Bogotá representa un desafío muy importante, ya que contribuye a que los ciudadanos se movilicen de manera sostenible, siendo un sistema totalmente revolucionario que se posiciona en Latinoamérica como el mejor de bici compartida de la región”, indicó el Secretario de Movilidad Felipe Ramírez.

El sistema no requiere de inversión por parte de la ciudad. La empresa brasilera Tembici deberá pagarle en especie a la ciudad por el uso del espacio público, a través de la compra, instalación y mantenimiento de los cicloparqueaderos en un término de 7 años de operación.

El proyecto estará ubicado en el centro ampliado de la ciudad, entre las localidades de Usaquén y La Candelaria, permitirá fácil conexión con el Sistema de Transporte Público y ofrecerá descuentos del 20 por ciento en sus tarifas para la población de menores ingresos.

Adicionalmente, contará con 30 gestoras y gestores en vía para atender cualquier novedad y dispondrá de 300 soportes de uso gratuito para reparación de bicicletas.

El uso compartido de estos medios se ha vinculado en varias ciudades como una solución de última milla o kilómetro, lo cual permite conectar de manera eficiente los viajes del transporte público con los destinos finales de los ciudadanos.

Las primeras 1.500 bicicletas serán puestas en funcionamiento en el mes de agosto, mientras que las otras 1.500 iniciarán operación en el mes de septiembre.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín