Jornada de Paro Nacional bajo contrastes de fiesta y violencia

Bogotá vivió ayer una nueva jornada del Paro Nacional, con una participación de cerca de 3000 personas que se movilizaron por las vías de la ciudad.

Durante la mañana las manifestaciones se desarrollaron en un ambiente de tranquilidad, con muestras artísticas y la participación de la minga indígena por el corredor de la carrera séptima hasta la Plaza de Bolívar.

Sin embargo, varios hechos violentos marcharon esta jornada.

En el Monumento Los Héroes una camioneta arrolló a una joven que hacía parte de las manifestaciones en la Autopista Norte. 

Según las autoridades, la joven de 20 años fue valorada por un equipo de atención prioritaria, sin presentar algún tipo de afectación, mientras que el conductor del vehículo fue detenido por la Policía, minutos después fue dejado en libertad al no presentarse ninguna denuncia en su contra.

La familia del conductor de 75 años se pronunció tras lo sucedido. 

«La verdad es que mi papá iba a una cita médica de prioridad y al encontrar la vía cerrada se afano. Es un señor de 75 años y tuvo que esquivar todos esos muchachos para poder llegar a su cita médica», relató Henry Cárdenas Presidente de Fedetranscarga e hijo del conductor.

Cárdenas aseguró que la manifestante se le atravesó al vehículo y lo alcanzó a tocar, pero al ver tantas personas el adulto se intimidó y huyó del lugar.

Añadió que al llegar a la cita médica más de 50 personas atacaron el carro que era blindado, por lo que logró salvarse tras llegar a un parqueadero donde se refugió para evitar más ataques en su contra.

En el Portal Américas, un grupo de personas prendieron fuego a una caseta de vigilancia ubicada en la entrada vehicular del Portal, la situación fue controlada de manera inmediata.

A pesar del hecho, no se registraron enfrentamientos en ese lugar, gracias al control de los gestores de Diálogo Social, la Guardia Indígena y miembros de primera Línea.

En el Portal Suba, Usme y el Country Sur se presentaron enfrentamientos entre el ESMAD y manifestantes.

En Aures II, localidad de Suba se requirió una intervención de equipos de la Secretaría de Gobierno por denuncias de excesos del ESMAD al haber lanzado gases al interior de las viviendas.

En Usme un reportero gráfico fue herido por un arma cortopunzante. Según la denuncia de Nicolás Sánchez, fue atacado por un integrante de la fuerza pública y luego de la atención medica fue dado de alta con heridas leves.

La Dirección de Derechos Humanos entregarán la versión de los hechos a las autoridades para realizar las investigaciones correspondientes.

La Secretaría de Gobierno reportó que 7 personas resultaron heridas, entre ellas un policía y 6 civiles.

Por su parte Transmilenio confirmó que 4 busea articulados y 2 del SITP fueron vandalizados, así como las estaciones del Country Sur y Policarpa.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín