Justicia para los de ruana

Comparte!

El concepto justicia nos acerca al enunciado de ser un principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde.

A cada uno lo que le corresponde, dice. En Colombia acuñamos, como resultado de una clara inoperancia de esa justicia el dicho aquel de que “la justicia es para los de ruana”.

El jueves de la semana pasada en horas de la noche el intendente Milton Morales después de beber en la tarde decidió tomar su automóvil y conducirlo por el sur de Bogotá acompañado de otro uniformado. Cuando pasaba a alta velocidad frente a la cárcel Picota por el carril sur a norte invadió el carril de norte a sur y atropelló a los dos ocupante de una motocicleta.

En el acto murieron Mario Alberto Silva, de 36 años, y Johan Sánchez, de 31 años, trabajadores de una empresa de mensajería.

El policía fue capturado en el lugar de los hechos en flagrancia y bajo los evidentes efectos del licor. La institución lo separó del cargo, Medicina Legal dijo que el grado de alcoholemia era de grado 1 y fue trasladado a una URI del sur de la ciudad.

Dos días después, el pasado sábado, una juez de Bogotá determinó que el intendente Milton Morales, causante del trágico accidente, no representa un peligro para la sociedad y lo dejó libre.

El hermano de una de las víctimas resumió de la mejor manera y en medio de su frustración, por la no aplicación de justicia, la indignación frente a la decisión de la juez, dijo:

Para un intendente de la Policía no hay ley, pero para una persona humilde, trabajadora y sencilla sí hay ley. No sé qué proceso sigue, porque dicen que no hay suficientes pruebas, pero qué más pruebas si hay fotos, videos, testigos. ¿Por qué la justicia tiene que ser así?”.

La juez dirá que se apegó al frío código que regenta su trabajo de “impartir justicia” pero soslayará que con su decisión enfatiza la clara desconfianza de los ciudadanos de a pie frente a los operadores judiciales.

Claro… El caso de nuevo lleva a los colombianos anónimos a preguntarse ¿Actuaría de la misma manera la juez en cuestión, si las víctimas hubiesen sido compatriotas de renombrado abolengo y prestancia en el seno de esta disparatada sociedad colombiana?

Comparte!
Equipo Bogotá AMPM

Equipo Bogotá AMPM

Profesionales del periodismo

Comenta con tu Facebook!

Dejar Comentario

Suscríbete a nuestro boletín

Te mantenderemos informad@ todos los días!