La confianza en la Policía se desplomó en los últimos diez años

De acuerdo con los resultados de la encuesta Policía, seguridad y convivencia en Bogotá, elaborada por la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, el 75% de los bogotanos aseguran que nunca justificarían el uso de la violencia en las manifestaciones por parte de la ciudadanía. 7 de cada 10 habitantes dicen que en ninguna circunstancia se justifica el uso de la violencia en las manifestaciones por parte de la ciudadanía, ni de la Policía.

El 30% de las personas de Bogotá coinciden en que, en el marco de una manifestación, se justifica bloquear las vías. Pero cuando se trata de incendiar un CAI, lanzar piedras contra la Policía e incendiar o causar daño a un bus de TransMilenio, menos del 5% de la población justifica estas acciones.

Mientras que 6 de cada 10 ciudadanos rechaza el uso de gases lacrimógenos o de la fuerza corporal por parte de la Policía en el marco de las manifestaciones. Cuando se refiere al uso de armas de fuego, más del 90% de la ciudadanía rechaza esa acción.

Confianza en la Policía

La encuesta revela que la confianza en la Policía ha disminuido progresivamente en los últimos diez años. El porcentaje de personas que decía sentir mucha o muchísima confianza pasó del 43% en 2008 al 20% en 2018.

Más de la mitad (56,3%) de los capitalinos afirma estar insatisfecho o muy insatisfecho con la gestión actual de la Policía. Cuando se les pregunta qué es lo que la entidad podría hacer para fortalecer la confianza de los ciudadanos en esta institución, cerca de la mitad de la ciudadanía (48.9%) dice que judicializar a los responsables. Mientras que un cuarto (23,5%) de la población asegura que serían valiosos gestos como reconocer públicamente los errores que cometieron y pedir perdón públicamente.

De ahí que la mayoría de los capitalinos (83,0%) considere necesaria una reforma a la Policía, pues cree que el problema de abuso policial es un tema generalizado que amerita una reforma a la institución.

Consultados sobre qué enfoque debería tener la reforma a la Policía, la ciudadanía prioriza la búsqueda de la garantía de los derechos de los ciudadanos (40,6%), pues 4 de cada 10 personas que viven en la ciudad creen que la Policía no es respetuosa de los derechos humanos.

Frente a la pregunta ¿Qué tipo de reforma se requiere?, la ciudadanía pone en primer lugar dar a la institución un enfoque de derechos humanos (65,8%), apoyar en su capacitación y proceso de formación (42,3%) y asegurar apoyo psicosocial a los miembros de la institución (40,4%).

El secretario de Cultura, Nicolás Montero, destacó la importancia en seguir trabajando en la protección de los derechos humanos y aseguró que ese es el enfoque que la ciudadanía expresa ver ante cualquier reforma a la Policía.

Henry Murraín, director de Cultura Ciudadana de la Secretaría, aclara la relación entre la Policía y las discusiones de cultura ciudadana. “Esa relación entre las instituciones y la ley con la moral y la ciudadanía es la base fundamental para entender la cultura ciudadana. Son los policías quienes más interactúan con los ciudadanos, reflexionando sobre la forma en la que habitamos la ciudad y respetamos reglas mínimas de convivencia y construimos un entorno común. Dado los recientes acontecimientos, el tema amerita una reflexión. Esta encuesta recoge el sentir de la ciudad en ese sentido”.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín