La muerte de Hildebrando Rivera es un asesinato: Claudia López

La muerte de Hilbebrando Rivera, un conductor de 60 años de edad, quien fue brutalmente agredido por un grupo de indígenas Embera, luego un accidente de tránsito que causó la muerte de Ermilda Tunay Sintua de 36 años quien se encontraba en estado de gestación y de su hija Sara Camila García Tunay de un año y nueve meses de edad, generó el rechazo desde la administración Distrital.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López calificó este hecho como un asesinato y le pidió a la Fiscalía General de la Nación realizar la investigación del hecho sin dilaciones.

«Es inaceptable que existan acciones de venganza y asesinato como en el caso del conductor, le ruego a la Fiscalía General de la Nación que sin dilaciones, judicialicen a quienes asesinaron al conductor que se vio involucrado en ese accidente», señaló la mandataria.

En los hechos ocurridos en la noche del martes, dos policías que estaban interviniendo en los hechos resultaron lesionados.

“Desde que se inicia el hecho llegamos con Policía de Tránsito, pero fueron agredidos por los mismos indígenas.
Hoy tenemos un capitán que esta con 30 días de excusa del servicio por los golpes que recibió, luego agredieron al conductor y le causaron la muerte”, señaló el General Eliécer Camacho, Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

El alto oficial señaló que con la Fiscalía General de la Nación y la Región de Policía de La Sábana realizan la investigación para dar con los responsables del lamentable hecho.

“Este grupo ni siquiera estaban en el asentamiento que se tiene por parte del Gobierno Distrital, estaban en una vía pública y debían haber respetado la vida del conductor”, puntualizó Camacho.

Fuerte llamado de atención al Gobierno

La alcaldesa Claudia López reveló que durante el 2020 llegaron a Bogotá cerca de 2.800 desplazados de la violencia, la gran mayoría de la población Embera, mientras que en 2021 más de 38 mil personas llegaron a la ciudad desplazadas por los hechos violentos en las poblaciones.

“Tras dos años, el Gobierno Nacional ni les asegura la seguridad en sus resguardos, ni les asegura un retorno como se los exige la constitución y la ley. La solución no es que la gente no la saquen a plomo de los demás municipios para que terminen como desplazados en Bogotá”, manifestó López.

Según la mandataria, los indígenas no deberían estar pasando por estas situaciones en Bogotá, ya que el Distrito les está garantizando los derechos en el lugar de paso en la UPI de La Florida.

«Doloroso el accidente por supuesto, pero es que los indígenas no deberían estar deambulando por una carretera de Funza, deberían estar en su resguardo en el Chocó o Risaralda”, agregó la alcaldesa.

Claudia López le pidió al Ministerio de Defensa y a la Unidad Nacional de Victimas para aseguren el retorno de la población indígena a sus territorios, a más tardar en el mes de febrero.

“Yo quiero conminar a la Unidad Nacional de Victimas y al Ministerio de Defensa a que aseguren el retorno seguro de la población Embera, que no tienen por qué andar deambulando por las ciudades fuera de sus resguardos. Llevamos dos años con esta situación y el Gobierno Nacional debe garantizar los derechos de las víctimas, sin excusas ni dilaciones”, puntualizó la mandataria.

La alcaldesa confirmó que el Distrito continuará realizando las labores de asistencia humanitaria temporal a la población Embera, mientras se garantiza el retorno a sus resguardos.

Familia del Conductor denuncia que hubo negligencia

Para los familiares de Hildebrando Rivera, conductor de profesión y quien manejaba el camión de basura de la empresa Ecosiecha, la policía fue negligente al permitir que se bajara del camión sin contar con la seguridad suficiente que evitara el asesinato de este padre de familia, proveedor de su hogar y quien deja desamparada a su esposa y a un hijo menor de edad.

“Hilde era un gran hombre, un buen padre y un buen hermano, además de ser un excelente conductor que no tuvo nunca un accidente o problema en su trabajo. Nadie se levanta a trabajar con la intensión de matar a nadie y él menos. Es increíble que las autoridades lo hicieran bajar del carro y permitieran que la comunidad lo atacara sin poderlo proteger. Hasta el momento nadie se han comunicado con nosotros pero estamos a la espera de que se encuentre al culpable de este homicidio”, señaló Ricardo Rodríguez cuñado de la víctima.

¿Qué responden los indígenas?

Por su parte, los líderes de la comunidad Emberá dicen que esta situación, que ha dejado a tres personas muertas, pesa específicamente en el Distrito quienes trasladaron a unos 300 indígenas al parque la Florida, sin brindarles las garantías para su alojamiento, alimentación y trabajo. También, que al interno de la comunidad se brindará todo el apoyo a las autoridades para aclarar los hechos y proseguir en la investigación.

“Aunque dependiendo el origen de cada pueblo hay algunos modos en los que se puede aplicar justicia propia, nuestra posición es que brindaremos todo el apoyo para la investigación. Haremos nuestras indagaciones con el fin de coayudar, cuando se encuentre estableceremos una ruta conjunta. Nada justifica la perdida de una vida y lamentamos la muerte del conductor y que en un arranque mal manejado de ira e indignación se dio este desenlace nefasto. Pero no se debe olvidar que es el Distrito el que debe responder a los familiares de los muertos”, señaló, Jairo Montañez, Líder Técnico de la comunidad Bakatá.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín