Legitimidad de manifestaciones de jóvenes empieza a perderse por acciones de vándalos

El apoyo recogido por jóvenes durante las varias semanas de Paro Nacional, en las que han hecho sentir sus voces denunciando falta de oportunidades de educación, trabajo en suma un futuro bloqueado, comienza a perderse producto de acciones protagonizadas por vándalos que la emprenden violentamente contra portales y estaciones de Transmilenio y otra serie de mobiliario urbano.

El enfrentamiento constante de los manifestantes con el ESMAD, desequilibrado a todas luces, porque mientras la fuerza pública acude a armas no letales, gases lacrimógenos, bombas aturdidoras y otros elementos persuasivos mientras que los jóvenes actúan armados de piedras fundamentalmente, en los últimos días ha mostrado a quienes actúan vandálicamente usando bombas molotov, machetes y otros elementos contundentes.

El asesinato en las últimas 72 horas de dos personas, que según los reportes no participaban de las manifestaciones pero se encontraban en zona de enfrentamientos, desencadenó voces que reclaman una urgente reforma a la policía y sus protocolos de acción para enfrentar los actos de protesta.

Las muertes que una vez más señalan al ESMAD por las características de las heridas de las víctimas , enrarecieron una vez más la situación que terminó de crisparse con lo ocurrido anoche especialmente en los Portales de Suba y Las Américas.

En Suba un grupo de vándalos lanzó piedras y bombas incendiarias contra el Portal de Transmilenio. Los encapuchados rompieron los ventanales e intentaron incendiar las instalaciones del sistema lo que derivó en la intervención de la fuerza policial que se extendió hasta la medianoche. En el sitio una mujer fue capturada y trasladada a la URI de Usaquén.

El Alcalde Local de Suba, Julián Moreno reportó que 10 civiles y 3 policías resultaron heridos, ninguno de ellos de gravedad.

En el Portal Américas se vivió una situación similar cuando algunos vándalos lanzaron piedras a la fuerza pública, tumbaron la reja de la entrada vehicular e intentaron ingresar e incendiar el Supercade, obligando a la intervención del Esmad. Las autoridades reportaron 2 personas capturadas y enviadas a la URI de Kennedy.

Entre tanto en la Terminal del Sur varias personas atacaron el lugar, Los bloqueos generaron una congestión en la Autopista Sur que se extendió hasta la 1:00 am de este jueves.

Afectaciones a Transmilenio

La entidad reportó que los Portales Suba, Américas y la estación Country Sur resultaron semidestruidos por los actos vandálicos, mientras que dos buses del SITP fueron atacados en la Av. Ciudad de Cali con 53 Sur.

Atacada Sede de RCN Radio

Varias personas atacaron la sede de la cadena radial con piedras y otros materiales que impactaron algunos ventanales de varias emisoras como El Sol, Fantástica y Radio Uno. Además este grupo de personas pintó grafitis en la fachada del edificio.

El hecho fue rechazado por la Fundación para la Libertad de Prensa, periodistas y directores de noticias de RCN Radio.

Reacción de la alcaldesa

Claudia López rechazó los hechos de violencia y reiteró que los jóvenes no pueden seguir actuando bajo la manipulación política. Esta afirmación fue rechazado por integrantes de la Primer Línea que consideraron que la mandataria subestima a los jóvenes al consideraron fácilmente influenciables por sectores políticos.

La alcaldesa sin embargo al precisar su afirmación indicó que “es una minoría radical y violenta que no vamos a permitir ni que destruya ni que nos arrastre en su manipulación política a tensiones y divisiones innecesarias”.

López fue contundente en el sentido que cuando se presente un acto de vandalismo, intervendrá la justicia y la Policía para garantizar la convivencia pacífica en la ciudad.

Consejo de Seguridad

Tras un Consejo Extraordinario de Seguridad, la alcaldesa Claudia López y el comandante (E) de la Policía de Bogotá, Gr. Oscar Gómez Heredia, reafirmaron el compromiso de trabajar articuladamente para garantizar el orden público y el respeto a la comunidad.

“Bogotá puede tener la tranquilidad de que el trabajo articulado, social, de convivencia, inversión social y de seguridad entre la Policía Metropolitana de Bogotá y la Alcaldía Mayor es permanente, constante y que irá mejorando los resultados de la seguridad”, señaló López.

La mandataria afirmó que se investigarán disciplinaria y penalmente a los uniformados que violen las instrucciones y protocolos entregados por las dos instituciones para el manejo de las manifestaciones.

Por su parte el General Gómez Heredia confirmó que en la medida que se respeten los protocolos de manifestaciones, la ley y la Constitución, se podrá trabajar de la mano para mejorar la seguridad y el orden público en la ciudad.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín