Más de 170 muertos resultaron beneficiarios en programas de la Secretaría de Desarrollo Económico

La Contraloría de Bogotá reveló que por lo menos 176 personas que fallecieron hace varios años aparecieron como beneficiarias del programa ‘Mejoramiento de Empleo Incluyente’ a cargo de la Secretaría de Desarrollo Económico y lanzado para la reactivación económica de la capital tras la crisis por la pandemia del COVID-19.

De las personas fallecidas, 38 figuran recibiendo capacitación en bilingüismo y en actividades para conseguir empleo.

En la vigencia 2021 la Secretaría de Desarrollo Económico reportó un total de 91 contratos con cargo al proyecto 7863 (para el mejoramiento del empleo incluyente y pertinente en Bogotá) por valor de $67.640.009.754. De esos 91 contratos, se tomó una muestra de 18 contratos cuyo valor asciende a $63.755.840.964, que equivalen a 94% respecto del valor total de la contratación realizada con recursos del proyecto.

El equipo auditor de la Contraloría de Bogotá solicitó a la Registraduría Distrital la verificación de las bases de datos de defunciones con el ánimo de cruzar la información con los beneficiarios del proyecto 7863 y al hacer ese ejercicio se constató que 176 personas beneficiadas por el programa de empleo tenían las cédulas canceladas por muerte y otra decena tenían cédulas canceladas por otras razones.

Se formuló un hallazgo administrativo y fiscal en cuantía de $94.327.079 con presunta incidencia disciplinaria y penal por falta de control sobre la base de datos de la población beneficiaria, al determinar presencia de personas con identificación cancelada por muerte y otras razones.

La entidad encontró que ese programa, adelantado con recursos del Distrito provenientes en parte de un crédito y de una adición presupuestal no fue focalizado y por lo tanto los dineros no se dirigieron a población vulnerable, personas en condición de discapacidad, jóvenes que ni estudian ni trabajan –NINI- y madres cabeza de hogar.

También encontró que con el programa ‘Empleo Joven’ la Secretaría de Desarrollo Económico benefició a 10 grandes empresas, cuando el objetivo era subsidiar a micro, pequeñas y medianas empresas. En efecto, 10 grandes empresas recibieron 380 subsidios y en dos de estas se concentraron 293 beneficios, que representan el 77.1%, multinacionales dedicadas al servicio de call center.

En su orden le siguen las microempresas que se beneficiaron con 60 subsidios y en una se concentra el 30.8% de subsidios entregados, en total 29 microempresas recibieron un subsidio de empleo. Le siguen las pequeñas empresas que recibieron 47 subsidios y en dos de estas se concentra la entrega de 21 subsidios que representan el 44.7%. Finalmente, la mediana empresa se benefició con 27 subsidios y en dos de estas se concentran el 51.9%.

Ante esta situación, la Contraloría formuló un hallazgo administrativo con presunta incidencia disciplinaria por irregularidades en la ejecución del programa ‘Empleo Joven’ por incumplir las condiciones pactadas respecto a la priorización de empresas y el modelo de equidad.

Además, se le dio traslado inmediato a la Personería y a la Fiscalía General de la Nación para que sean investigadas según sus competencias.

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × cuatro =

Suscríbete a nuestro boletín