Por presuntos sobrecostos en el hospital transitorio de Corferias, Personería inició investigación

El organismo de control abrió indagación preliminar para determinar si existe responsabilidad en presuntos sobrecostos en la puesta en marcha del hospital transitorio de Corferias, creado para ampliar la capacidad hospitalaria de la ciudad durante la pandemia.

En un informe de acción de prevención y control a la función pública la Personería presentó el análisis de todas las compras y servicios que contrató la Subred Integrada de Servicios de Salud Centro Oriente E.S.E, a través del convenio interadministrativo suscrito con el Fondo Financiero Distrital de Salud; y con Corferias.

El Ministerio Publico presentó una comparación del precio que se pagó por varios elementos instalados en Corferias, comparados con cotizaciones que la propia entidad realizó, evidenciando que, en la mayoría de las compras, se pagó un mayor valor de los precios registrados en el mercado.

Por ejemplo, en la compra de sanitarios portátiles se presentó un incremento del 16,3 %, se habrían pagado $18.659.200 más que lo que verdaderamente deben cobrar los proveedores.

Los laringoscopios en el mercado valen cerca de 650.000 pesos y fueron comprados por $2.955.000. Es decir, un sobrecosto del 81,5 %, según la Personería. También fueron halladas irregularidades en la compra de monitores de signos vitales y hasta en las mesas de noche, con diferencias de más de 70 millones de pesos.

De acuerdo con el informe de la Personería, “en lo referente a las duchas y baños instalados en el recinto, en la plataforma SECOP no se observaron antecedentes ni documentos publicados donde se indique que la Subred haya realizado un estudio de mercado, donde se hubiese cerciorado que los precios ofrecidos por Corferias correspondían a los del mercado, aceptando la propuesta presentada por Corferias, sin determinar si el valor de $ 762.076.761 por concepto de alquiler de baños y duchas portátiles corresponde a los precios ofertados en el mercado para este servicio”.  

La diferencia porcentual más baja se presenta en los fonendoscopios con un 8,6% y la más alta del 81,5% para el tensiómetro. Al observar la diferencia respecto al total de equipos en pesos colombianos, su límite inferior se encuentra el fonendoscopio con $438.000, y el superior al monitor de signos vitales con $214.240.000.

Otras irregularidades encontradas

La investigación del organismo de control también evidenció que “se presenta una posible vulneración al principio de planeación en la contratación estatal, por cuanto se contrató el montaje, adecuación, instalación y disposición de la infraestructura física, de unos servicios conexos y la contratación del recurso humano técnico y profesional, sin saber, realmente, si se requería, pudiendo celebrar dichos contratos a medida que las necesidades reales lo exigieran”.

Además, el informe resalta que de conformidad con lo señalado por sobre el principio de planeación, se podría configurar una posible inobservancia del mismo, por cuanto no se establecieron de manera clara y precisa las especificaciones, cantidades de obras o servicios en la adecuación y ampliación del hospital de campaña en Corferias.

También se estableció que la llegada de pacientes al recinto ferial inicio aproximadamente la primera semana de mayo, y los equipos mencionados iniciaron su instalación desde el inicio del contrato, sin que fuese posible darles el uso respectivo. Aun así, en la visita realizada el 7 de mayo de 2020 no se observó la totalidad de duchas y baños portátiles instalados.

Estos hallazgos fueron presentados en un debate de control el pasado fin de semana en el Concejo, pero la Personería ya abrió indagación preliminar disciplinaria por estos hechos.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín