Renunció Director de DDHH del Distrito

A través de su cuenta en Twitter Andrés Idárraga, quien ejercía esa función, publicó una dura carta en la que argumentó las razones de su dimisión, criticando la posición del Distrito frente al respeto de los Derechos Humanos durante las protestas en desarrollo del Paro Nacional.

Responsabilizó a la Alcaldía por no tener una postura decidida frente a las violaciones a los Derechos Humanos, teniendo la responsabilidad de ser garante de esos derechos. Señaló que ante situaciones de abuso policial, por respeto a las víctimas y a la ciudadanía, se deben asumir posturas más claras, emitir instrucciones y tomar medidas en un ejercicio de transparencia y responsabilidad política.

“La falta de claridad y contundencia ha llevado a que la Policía se insubordine al gobierno civil y cometa agresiones de forma sistemática, intimide a la población y continúe en los territorios como si nada pasara. La Secretaría de Gobierno está en mora de asumir una postura clara, vehemente y pública con los métodos de la Policía en la ciudad”, consideró Idárraga.

Añadió que le perturba observar la permanencia en el servicio de algunos agentes de la Policía que presenciaron la tortura contra los ciudadanos en la localidad de Ciudad Bolívar y los hechos que involucraron a uniformados y bomberos contra una familia en la localidad de Bosa, sin que a la fecha haya pasado algo en materia disciplinaria o penal, por lo que el Distrito debería buscar alternativas para frenar el abuso policial.

Criticó el desconocimiento de la ciudad frente a la labor de la Dirección de Derechos Humanos y consideró que la fortaleza de esta ha sido su permanencia en el territorio, logrando una mejor maniobra para buscar alternativas de solución a los conflictos por la vulneración de los derechos. Sin embargo, calificó como incongruente la reducción a la mitad del equipo en un momento en el que la agenda nacional y distrital gira en torno a este frente.

Como ente territorial, Bogotá requiere de la materialización de soluciones reales desde el territorio y no hacerlo así conlleva a la falta de legitimidad y confianza institucional de la ciudadanía, por eso es necesaria la implementación de las políticas públicas frente a este tema en concreto.

Agregó que siente un sinsabor por la falta de respaldo institucional a la gestión del equipo y la carencia de postura como autoridad civil ante situaciones que han implicado un alto compromiso, exposición, riesgo y dedicación en medio de las coyunturas sociales.

La falta de comprensión y la importancia de las instancias distritales llevaron a subestimar y desestimar espacios como el Comité Distrital de Derechos Humanos, el Comité Distrital contra la Trata de Personas, entre otros espacios.

Idárraga y el informe presentado por el Distrito a la CIDH

En su carta de renuncia, Idárraga cuestionó el documento entregado a la CIDH, en el que consideró se le dió más valor a los daños en la infraestructura pública que a las violaciones contra los Derechos Humanos, siendo un desacierto institucional que deja ver la ausencia en el enfoque de derechos humanos que tiene la Alcaldía.

Agregó que con dicho informe se perdió la esperanza de evidenciar un compromiso de la Alcaldía frente a este tema y afirmó que solo contenía tres páginas de información procesada, alejándose del trabajo realizado por parte de los equipos de Derechos Humanos durante el desarrollo del Paro Nacional.

Indicó que si bien es reprochable que los manifestantes agredan violentamente la integridad de los policías, a la luz de los Derechos Humanos es más grave que los uniformados agredan a funcionarios del Gobierno Distrital plenamente identificados, tema que sí debería ser parte del informe a la CIDH.

¿Qué dice el Distrito?

Tras la renuncia de Idárraga, el Secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez destacó el trabajo del funcionario para sacar adelante todas las iniciativas de protección a la vida y los derechos de los bogotanos, deseándole todos los éxitos en los nuevos retos profesionales.

Por su parte, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López se mostró sorprendida por la renuncia de Idárraga. En una entrevista concedida a RCN Radio agradeció la labor que desarrolló desde la Secretaría de Gobierno, pero desestimando términos de la carta de renuncia de Idárraga, afirmó que Bogotá ha hecho un gran esfuerzo para garantizar la protesta, al tiempo que enfatizaba en el costo enorme por los daños a la infraestructura.

Cuestionó algunas versiones de organizaciones de Derechos Humanos, que consideran las afectaciones a los civiles como una grave violación a los derechos, mientras que los ataques a los policías no son considerados como violaciones por el hecho de portar un uniforme, afirmando que toda vida es sagrada.

El reemplazo de Idárraga

La Secretaría de Gobierno confirmó que Ivonne González y Gustavo Trejos, padre del grafitero Diego Felipe Becerra, quien fue asesinado por un integrante de la Policía en el año 2011, conformarán la dupla que asumirá el trabajo en Derechos Humanos.

Ivonne González será la nueva Directora de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno, encargada de construir espacios de confianza con los jóvenes, en sus territorios, brindarles las garantías de diálogo, verificar el cumplimiento del protocolo de la protesta y hacerle seguimiento a cualquier caso de abuso policial.

Gustavo Trejos estará a cargo de la Dirección del Observatorio de Conflictividad y Derechos Humanos y brindará acompañamiento jurídico para garantizar la justicia en cada uno de los casos denunciados.

El destino de Andrés Idárraga es incierto, aunque se especula que será parte de la lista del partido Colombia Humana para las elecciones al Congreso del 2022. El sin embargo aseguró que no está en sus planes inmediatos incursionar en la política electoral.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín