Victoria a medias: una parte del parque del barrio Santa Matilde quedará para servicio de la comunidad

El parque que por más de 60 años ha servido de lugar de esparcimiento para la comunidad del barrio Santa Matilde de la Localidad de Puente Aranda, esta siendo vendido por más de 13.000 millones por parte de Central de Inversiones S.A., entidad que administra y comercializa todo tipo de inmuebles propiedad de las entidades públicas. Ante la inminente perdida de este espacio, en el que la Junta Administradora Local ha invertido numerosos recursos en mobiliario, adecuaciones para actividades deportivas y arborización, la comunidad y los ediles de la zona han sentado su voz de protesta.

“La comunidad se encuentra muy preocupada porque hace un mes la empresa CISA que es una entidad adscrita al Ministerio de Hacienda, llegó a la zona diciendo que ellos habían adquirido en compra por algo más de $250.000 este parque y que ahora es propiedad de ellos. El lugar tiene sus canecas, tiene alumbrado, tiene canchas, tiene huerta y todo un mobiliario que lo acredita como parque y no como un simple lote como lo quieren hacer ver”, aseguró Edith Lamadrid residente de la zona.

El terreno de unos 5800 metros, que ha sido administrado desde hace 51 años por la Junta de Acción Comunal, no se había notificado como un lote baldío, puesto que ninguna entidad ni nacional ni distrital había presentado propiedad sobre el. Ante las múltiples protestas de los vecinos de la zona, representantes de la empresa CISA y el alcalde local Juan Pablo Beltrán se reunieron con ediles, líderes de la zona y la comunidad.

Las peticiones de la comunidad

Los residentes del sector piden a CISA que deje de publicitar la venta del parque ubicado en la calle 10 sur No. 35A62 en la página web de la entidad. También, solicitaron a la Alcaldía Local de Puente Aranda que intervenga ante la Unidad Administrativa de Servicios Públicos de Bogotá para que estos no retiren el mobiliario público del parque como iluminación y canecas de basura, así mismo que se continúe con la poda del pasto.

“Solicitamos al Alcalde Local que actué como nuestro defensor y no como nuestro verdugo y que obre como mediador entre la comunidad, la Alcaldesa Claudia López y el Ministro de Hacienda y Crédito Público con el objetivo de aclarar la propiedad del predio y que este sea otorgado a la comunidad bajo la titularidad de parque público y no como lote, como él lo suele llamar. No es posible que no se respeten los derechos de la comunidad luego de haber invertido tanto en el parque·, señaló la edil de Puente Aranda Marisol Rosas.

¿Qué responde el alcalde?

Para el alcalde se debe ser claro en lo que se esta defendiendo, ya que aunque para los residentes de Puente Aranda este siempre ha sido un parque, la realidad es que este espacio es un bien fiscal que era de FINAGRO que tras ser liquidado paso a ser propiedad, desde hace 15 años, de CISA y que ante la legalización de la propiedad salió a la venta en el mes de julio de 2021.

“Desde siempre he estado al frente de esta situación, debido a que es un espacio que los puentearandinos lo hemos identificado como parque público, pero los documentos y antecedentes muestran otra cosa. Estoy obrando porque este espacio le pertenezca al distrito capital, una situación difícil debido al costo, porque ni la localidad que tiene un presupuesto de 28.000 millones al año, ni el distrito, tenemos 13 mil millones para hacer esta inversión”. puntualizó el Alcalde Local, Juan Pablo Beltrán.

Sin embargo, y como anuncio de buenas noticias para la comunidad, el Alcalde aseguró que allí solo podrá construirse un hospital, un colegio o una universidad debido a que por Plan de Ordenamiento Territorial el uso del suelo en esta zona solo podrá ser de carácter institucional ocupacional. Así mismo, aclaró que existe junto al bien fiscal un terreno de otros 5800 metros que si tiene el carácter de parque público y allí se desarrollarán obras de infraestructura para el disfrute de los residentes de la zona.

“Por muchos años la comunidad de Santa Matilde ha trabajado por sacar los estudios y diseños del salón comunal y por fin este año es una realidad. Ayer me reuní con la curadora urbana y me dio el visto bueno para la licencia de construcción, entonces este año dejamos contratado para el otro año ejecutar”, aseguro Beltrán.

Así el tema, los vecinos de la zona quedaron con un sabor amargo, ya que a menos que CISA done el predio o el distrito lo compre, no hay mucho que hacer, tan solo invertir y volver a construir en la zona pública que si le pertenece a la localidad.

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × dos =

Suscríbete a nuestro boletín