Civismo, paz y organización los ingredientes de una nueva jornada del Paro Nacional en Bogotá

Ni una sola muestra de vandalismo fue el reporte final de las autoridades distritales tras la jornada de movilizaciones y protestas, que completaron cuatro días desde la llegada de la Minga Indígena a la capital de la república y que finalizaron hoy con el Paro Nacional, convocado por centrales obreras y otros sectores sociales.

Cerca de 12 colectivos sociales, entre sindicalistas, docentes, estudiantes, indígenas y personal de la salud; se dieron cita en diferentes puntos de la ciudad de Bogotá para recorrer distintos trayectos que los llevaría a congregarse en la Plaza de Bolívar al final de su recorrido.

De acuerdo con Luis Ernesto Gómez, secretario de gobierno de la ciudad, miles de personas, entre estudiantes, indígenas, sindicalistas y voceros de otras comunidades; salieron a las calles sin afectar servicios esenciales como el transporte público y respetando a quienes necesitaban desplazarse hacia sus casas y trabajos.

Otro hecho sobresaliente en la jornada fue la forma en que la Minga Indígena entrego las instalaciones del Palacio de los Deportes, lugar dispuesto por el distrito, en dónde las comunidades pernoctaron por tres días.

“Esta misma comunidad adelantó una jornada de limpieza y restauración del lugar, acompañados por funcionarios de la Secretaría de Gobierno, fueron ejemplo de pulcritud con la limpieza que hicieron en el lugar que les brindamos para que estuvieran en Bogotá”, indicó Gómez.

Aunque varias vías fueron y sectores evidenciaron los recorridos de los manifestantes sólo se reportaron afectaciones de movilidad vehicular y no se interrumpió el servicio de Transmilenio.

30 miembros de la Minga Indígena fueron atendidos en la Plaza de Bolívar durante la primera jornada de marchas que realizó esta comunidad el pasado 19 de octubre, por situaciones de baja complejidad, mientras que tres más fueron remitidos a instituciones de salud y dados de alta horas más tarde, por síntomas relacionados con hipertensión, luxación de hombro y dolor agudo de abdomen.

La alcaldesa Claudia López también se refirió a la jornada y resaltó el buen comportamiento de los ciudadanos y de la Minga.

“Luego de cuatro días de jornadas de movilización la Minga Indígena y la ciudadanía de Bogotá dieron grandes muestras de civismo y organización. Sin estigmatización a la protesta y aplicando los protocolos quedó demostrado que sí se puede», enfatizó la mandataria distrital.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín