Crece exigencia para que se reabran con alternancia colegios en Bogotá.

La flexibilización de algunas medidas vigentes en la ciudad para enfrentar el contagio del coronavirus, abrió la puerta para que el reclamo de diversos sectores sociales de la ciudad fuera evidente sobre la urgencia para que la administración autorice sin pérdida de tiempo la presencialidad con alternancia en los colegios.

Ayer el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez cerró esa puerta por ahora, al indicar que se espera una disminución aún mayor de contagios en la ciudad para considerar reabrir los colegios a la presencialidad.

Hoy editoriales de periódicos reclamaban la educación presencial bajo el argumento que abrir los colegios, según evidencia, no supone un mayor riesgo y en cambio sí puede detener una tragedia en curso.

Tragedia que está representada en la salud mental de los chicos, grandes sacrificados por la pandemia que los obligó a distanciarse de su mundo académico presencial y la interacción con sus pares por una parte y por la otra, la inequidad evidente que ha significado una educación virtual que abrió aún más la brecha entre quienes gozan de facilidades para realizarla al contar con conectividad y equipos, frente a la gran mayoría que por sus condiciones económicas carecen de esa como una opción real.

La exigencia para que se retorne a la presencialidad con el cumplimiento de protocolos se reafirmó bajo el concepto de que no se puede continuar negándole a los niños la posibilidad del aprendizaje y la socialización
Es así como el propio exrector de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman, alertó sobre el grave perjuicio de no regresar a la presencialidad al afirmar el inmenso daño que  produce seguir en la virtualidad que ha significado una mala calidad de la educación, deserción escolar y afecciones tanto en lo psicológico como emocional en los niños.

El reclamo por la reapertura se extendió también a los jardines infantiles de la ciudad. En las redes hoy se inició una campaña con el hashtag #LaEducaciónPresencialEsVital en la que con continuos mensajes, pedagogos, académicos, dirigentes educativos, economistas, exigen el regreso a las aulas de los estudiantes.

Se llamó la atención para lograr ese objetivo que la propia Secretaría de Educación ya avaló un buen número de colegios para la alternancia que garantiza que los niños y niñas puedan de nuevo compartir espacios adecuados para estudiar.

Profesores aún no quieren regresar a colegios

En medio de la exigencia para regresar a la presencialidad con alternancia en los colegios, fue motivo de crítica desde los sectores que la demandan, la posición asumida por los miembros del magisterio, quienes a través de su organización sindical, FECODE, reiteraron que no creen que estén dadas las condiciones para regresar a impartir clases en las aulas.

La inequidad que se deriva de la virtualidad en la educación, la evidenció con contundencia la encuesta «Educación en Bogotá y Covid-19» que se realizó a instancias de la Fundación Probogotá, que reflejó la existencia de una brecha de conectividad muy profunda entre los estratos socioeconómicos más altos y los más bajos. La encuesta establece  que 9 de cada 10 estudiantes en los estratos 4, 5 y 6 tienen acceso a internet de alta velocidad, mientras que en los estratos 1 y 2 sólo 5 de cada 10 lo tienen.

La encuesta también identifica una gran brecha entre estratos para acceder a dispositivos electrónicos como computadores y tabletas, siendo los estratos 1 y 2 lo que menos posibilidades tienen. Mientras que en los estratos 4, 5 y 6, el 100% de los estudiantes tiene acceso a estos dispositivos y en el estrato 3 el 87%, en los estratos 1 y 2 solo el 70% cuenta con una tableta o computador para realizar sus obligaciones académicas.

El regreso a la alternancia en los colegios será motivo de un debate de control político este viernes en el Concejo de Bogotá a instancias de Celio Nieves.

Sin embargo por ahora el Distrito mantiene inmodificable su decisión de la virtualidad exclusivamente en la actividad académica en la ciudad. La propia secretaria de Educación, Edna Bonilla a través de su cuenta de twitter indicó que «estamos viviendo un pico muy alto de contagios que posiblemente no permita tomar decisiones drásticas al respecto. Pero una vez el pico pase, esperamos que este sea un asunto de alta prioridad.»

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín