Detectan fallas en hornos crematorios del cementerio de Fontibón

La secretaría de Ambiente en una nueva visita de control y seguimiento a la Fundación Jardín Cementerio Fontibón, evidenció fallas en las prácticas de operación del horno de cremación, que podrían ser las causas del humo negro que se ha presentado en los últimos días y que ha generado inquietud y rechazo entre la comunidad vecina al horno crematorio.

Según la entidad, aunque el horno cuenta con los permisos, se debe hacer un mejoramiento en los procesos de operación, con el fin de garantizar que los eventos de humo negro no se vuelvan a presentar.

“El horno ha pasado las pruebas isocinéticas y tiene los permisos de emisiones de la autoridad ambiental, sin embargo, el incremento acelerado en el uso de la cremación por la demanda ha hecho que el horno sea manejado sin respetar los aspectos técnicos”, explicó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Entidades del Distrito hicieron presencia en el lugar luego de fuertes protestas de habitantes de Fontibón el pasado 21 de julio a las afueras del horno crematorio, donde atacaron el sitio con piedras y palos, denunciando que el fuerte olor y humo que expele el horno ha afectado gravemente su salud durante cuatro años y que en los últimos días se ha intensificado la problemática por la llegada de más cadáveres a raíz de la pandemia del Covid-19.

En busca de solucionar la problemática la administración del cementerio contrató una firma consultora para evaluar las dificultades operacionales que se han venido presentando y corregir estos eventos en el menor tiempo posible, comprometiéndose a rediseñar el plan de contingencia para que poder atender los episodios de humo.

Se anunció contratación de nuevos operarios de los hornos que deberán demostrar la idoneidad necesaria para que puedan manejar de manera óptima dichas unidades de cremación.

La secretaría de Ambiente no descartó que en los próximos días se presenten nuevos episodios de humo debido a las pruebas que se tienen que realizar para ajustar, calibrar y garantizar una adecuada operación. Estos procesos estarán vigilados por las Secretarías de Ambiente y Salud para garantizar las condiciones ambientales y sanitarias en el sector. Una vez surtidas las pruebas, se espera que no se vuelvan a presentar episodios de humo negro en esta zona de la ciudad. 

Sin embargo, la Secretaría de Ambiente anunció que, de volverse a presentar escenarios con humo negro, el cementerio podría ser objeto de sanciones por parte de la entidad.

Cremación la mejor opción para cuerpos con Covid-19

De acuerdo con la autoridad ambiental, la cremación como destino final de cuerpos de pacientes con sospecha o que tuvieron Covid-19, es un proceso que no representa ningún riesgo para las personas que habitan cerca de los hornos crematorios.

En Bogotá estos procedimientos se están realizando de acuerdo con los lineamientos y guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en el caso de Colombia, del Ministerio de Salud y Protección Social. Además, los procesos de cremación en Bogotá se realizan a una temperatura que garantiza el control de cualquier agente patógeno o virus, sostuvo la secretaría de Ambiente.

“En la ciudad hay 13 hornos, seis los opera el Distrito (Uaesp) y siete son operados por cuatro empresas privadas. Todos están en funcionamiento y todos están siendo objeto de seguimiento y control por parte de las Secretarías de Ambiente, Salud y la Uaesp”, agregó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín