Durante el 2020 se registraron 317 suicidios en la ciudad, alertó la Veeduría Distrital

La pandemia del Covid-19 trajo consigo un gran desafío en materia de salud mental y ante las poco alentadoras cifras la Veeduría Distrital realizó un estudio para verificar la afectación en las personas y el funcionamiento de las Rutas de Atención Integral.

Los resultados del estudio no son positivos, ya que según lo confirmado en 2020 se registraron 317 suicidios, de los cuales un 75% se dieron en hombres. Las localidades donde se presentaron más casos fueron Usaquén con 38, Suba con 34, Ciudad Bolívar con 33, Kennedy con 32 y Bosa con 31 casos.

Otro dato que preocupa en este estudio es la tasa de personas atendidas por intentos, amenazas o ideas suicidas, los casos se concentraron en las localidades de Sumapaz con 463, La Candelaria con 340, Santa Fe con 236 y Tunjuelito con 249 casos.

Frente a los casos de suicidio en menores de edad por localidades, el año anterior se registraron los mayores casos en Suba (5), Usme (4), Ciudad Bolívar (3) y Usaquén (3), mientras que el suicidio en adulto mayor se dio así: Kennedy (9), Ciudad Bolívar (7), Engativá (6) y Suba (6).

El Distrito reveló que los equipos de atención de emergencias en salud mental ha atendido más de 25 mil casos en Bogotá durante el último año, de esta cifra se realizaron más de 16 mil despachos de equipos compuestos por profesionales de medicina y enfermería para atender a los ciudadanos en sus domicilios, por afectaciones de salud mental.

Recomendaciones de la Veeduría

A pesar de la falta de lineamientos técnicos por parte del Ministerio de Salud y Protección Social, la Veeduría reconoció los esfuerzos por parte de la Secretaría de Salud en la implementación de dichas rutas para la población con riesgo o presencia de trastornos psicosociales y del comportamiento. Sin embargo, el órgano de control entregó una serie de recomendaciones.

• Diseñar e implementar una estrategia para promocionar la articulación e interoperabilidad de las diferentes bases de datos existentes en materia de salud mental y de atención por parte de los diferentes actores que intervienen en las Rutas Integrales de Atención en Salud Mental.

• Fortalecer la estrategia de captura de información en materia de salud mental en el Distrito y ajustarla para que esta pueda arrojar datos precisos a nivel de localidades y UPZ ñ. Además, articular con la Secretaria de Cultura una estrategia para formular en la Encuesta Bienal de Cultura Ciudadana preguntas que aporten a la medición del nivel de estigma en la población respecto a dolencias o enfermedades mentales.

• Incentivar más campañas comunicativas para favorecer o motivar el cambio de actitudes y comportamientos
individuales hacia la salud mental y generar cambios en los factores sociales, estructurales y económicos que influyen en los trastornos mentales y conductuales. Además, se sugiere ofrecer cursos cortos de educación sobre salud mental a miembros de la fuerza pública, servidores públicos, estudiantes, profesores para reducir actitudes estigmatizantes frente a dolencias relacionadas con salud mental.

Finalmente, el órgano sugiere incluir dentro de los lineamientos vigentes variables adicionales de priorización sugeridas por la OMS y el CONPES 3992 de 2020 relacionadas con pobreza, deserción escolar, seguridad y sensaciones negativas, variables que permiten robustecer la perspectiva multidimensional de la salud mental.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín