Entre la sicosis y el miedo a un día del paro nacional

Con el argumento de evitar hechos de violencia durante las movilizaciones para mañana 21 de noviembre, la Policía, con autorización de la Fiscalía General de la Nación, adelantó allanamientos a varias viviendas de los promotores del paro, líderes estudiantiles y medios de comunicación alternativos en diferentes localidades de Bogotá.

En total fueron 27 diligencias de registro, con dos capturas y la incautación de elementos que según las autoridades serían utilizados para la fabricación de artefactos explosivos improvisados.

Los hechos causaron polémica y rechazo en varios sectores, cuando las imágenes del allanamiento a la Revista Cartel Urbano se hicieron públicas.

Juan David Arenas, director de la revista, denunció amenazas e intimidaciones con violencia por parte de los uniformados a trabajadores del medio que estaban grabando el procedimiento, que según él nunca fue anunciado.

La polémica no terminó ahí, luego de que las autoridades no encontrarán material comprometedor, evidencias físicas de fabricación de armas o nexos con grupos sociales que promueven el paro, incautaron material gráfico de un proyecto cultural llamado ‘Creadores Criollos’, algo insólito para Juan David Arenas y que él denomina como un acto de censura y estigmatización.

«Según lo confirmó la Fundación para la libertad de prensa – FLIP, no estamos impedidos como medio de comunicación a hacer un llamado a la movilización social y mucho menos a utilizar el video con el que se registró la diligencia, a pesar de las afirmaciones intimidatorias de la policía. “Si publica ese video, se le va hondo”, se le escucha decir a uno de los agentes» señaló el comunicado de la Revista Cartel Urbano tras los hechos.

Además el director del medio denunció que las redes sociales de la revista también habían sido hackeadas.

Hoy en rueda de prensa el alcalde Enrique Peñalosa explicó que los registros hacen parte de una estrategia para prevenir actos violentos y vandálicos vividos en pasadas manifestaciones.

«No estamos en Suiza, estamos claramente en un entorno en donde hay una inmensa mayoría de ciudadanos que quieren marchar en paz, pero hay elementos extremistas que han cometido violaciones a la ley y actos terroristas», expresó el mandatario.

Por su parte la Policía indicó que el allanamiento al medio de comunicación se realizó luego de recibir información entregada por un informante anónimo sobre una lista de lugares en donde estarían guardando explosivos y material gráfico para promover e infiltrar las protestas, en esa lista estaría la revista Cartel Urbano.

Según el informe de los allanamientos, las autoridades incautaron los siguientes elementos:

– 9 Libras de aluminio.

– 3 libras de azufre.

– 3 tubos de papel aluminio.

– 2 Kilos de puntillas.

– 7 Kilos de arandelas.

– 1 Libra de sustancia por establecer.

– 20 frascos de vidrio.

– 1 Granada lacrimógena.

– 17 Latas de Spray – pintura.

– 1 Galón de pintura

– 2 Resorteras.

– 3 Pares de Guantes.

– 1 Overol.

– 9 Jatas para cubrir el rostro.

– 19 Sueros hidratantes.

– 3 pasamontañas.

– 4 Pañoletas.

– 1 Careta 3M con filtro.

– 1 Par de gafas transparentes.

MATERIAL TECNOLÓGICO

– 5 USB.

– 1 Disco Duro.

– 2 Portátiles.

– 7 Celulares.

– 1 Tablet.

– Cámaras de Video.

ELEMENTOS PROPAGANDÍSTICOS

– 715 panfletos

– 36 Brazaletes

– 70 Carteles.

– 02 Pancartas.

– 14 Camisetas (encapuchados).

– 5 Gorros.

Los demás actores y colectivos allanados mostraron su desagrado ante los procedimientos y señalan que todo hace parte de una campaña de desprestigio e intimidación del Gobierno frente al paro.

Según la FLIP es la primera vez que el equipo actual registra un caso de este estilo y lo denomina un atentado contra la libertad de prensa. A las denuncias de Cartel Urbano se suman la de otros movimientos sociales, culturales y miembros de la sociedad civil.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín