Firman pacto para combatir el trabajo infantil en plazas de mercado

El Gobierno Nacional y el Distrito firmaron un acuerdo que busca erradicar el trabajo infantil en las plazas de mercado, práctica donde se exponen a los niños, niñas y adolescentes a riesgos del entorno como el tránsito de vehículos, la sobreexposición inapropiada de materiales potencialmente peligrosos, el levantamiento de cargas pesadas y la exposición a escenarios de adultos cuando están solos.

“Estamos comprometidos en la lucha contra el trabajo infantil en las plazas de mercado y en diferentes partes de la sociedad. Este pacto no solo confirma, sino refuerza el compromiso que tiene la Alcaldía de Bogotá en la erradicación del trabajo infantil. Los niños y niñas deben estar estudiando en los salones de clases, en los parques jugando o con sus familias, no en plazas de mercado trabajando”, señaló el Secretario de Gobierno, Felipe Jiménez.

Las autoridades realizaron un recorrido por la Plaza Distrital de Mercado 20 de Julio para sensibilizar a los ciudadanos y comerciantes sobre la importancia de construir un entorno libre de trabajo infantil que permita garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Además, será la oportunidad para visitar el Punto de Lectura de este mercado y reconocer estos lugares que el IPES ha implementado en las plazas distritales de mercado para que los hijos e hijas de los comerciantes, vendedores informales, visitantes y ciudadanía en general, participen en clases de inglés y talleres de lectura, aportando así a la disminución del trabajo infantil en la ciudad.

“Seguimos trabajando para fortalecer nuestras plazas distritales de mercado como puntos de encuentro turísticos, gastronómicos y de abastecimiento, así las familias comerciantes de estos mercados y los campesinos productores evitan recurrir al trabajo infantil en tiempos de crisis. Hoy sumamos esfuerzos interinstitucionales para darle fin al trabajo infantil”, afirmó Alejandro Rivera, director del IPES.

¿Cuáles son los compromisos del pacto?

  1. Desarrollar jornadas de sensibilización a los comerciantes y dependientes para promover una cultura de cero tolerancias con el trabajo infantil que garantice que ninguna niña, niño o adolescente se encuentre trabajando; la cual contará con la asistencia técnica del Ministerio del Trabajo, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Mesa PETIA y demás entidades Distritales.
  2. Suscribir actas de compromiso de los padres de familia, para disminuir los tiempos de estadía de los menores dentro de las plazas, y promover una red de apoyo en sus familias para el cuidado de las niñas, niños y adolescentes, durante la jornada laboral de los adultos en las plazas de mercado.
  3. Articular con los jardines infantiles cercanos a las plazas de mercado de la Secretaría de Integración Social y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la promoción del regreso de las niñas, niños y adolescentes a las aulas de clase.
  4. Desarrollar jornadas periódicas para sensibilizar y socializar a los padres de las niñas, niños y adolescentes, en la Política Pública de Infancia y Adolescencia, que garantice que las niñas, niños y adolescentes, que ingresen a las plazas no se vinculen a ninguna actividad que dañe su salud mental y física, además de exponerlos a otras violencias.
  5. Llevar a cabo programas que beneficien el desarrollo integral de las niñas, niños y adolescentes para la promoción y ejecución de actividades artísticas, culturales, recreativas y deportivas, para lograr sinergias en torno a la eliminación del trabajo infantil y propender por entornos protectores dentro de sus instalaciones.
  6. Realizar un diagnóstico en las plazas distritales de mercado para identificar los riesgos de trabajo infantil en el contexto de sus dinámicas económicas e institucionales, así como en las relaciones con proveedores y usuarios, en aras de desarrollar estrategias pedagógicas, en cuanto a los derechos de la infancia y la erradicación del trabajo infantil.
  7. Implementar mecanismos de monitoreo para identificar riesgos a los que se puedan ver expuestos las niñas, niños y adolescentes, originados en procesos internos, el desarrollo de las actividades con los contratistas y proveedores; con el fin de reportar al ICBF y las demás instituciones, cualquier situación de trabajo infantil.

Según el DANE, la tasa de trabajo infantil del año 2021 fue del 4.8%, equivalente a 507.846 mil niñas, niños y adolescentes que entre 5 y 17 años realizan actividades peligrosas para su salud mental y física.

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 2 =

Suscríbete a nuestro boletín