La carrera desigual entre contagios y más UCI

Bogotá enfrenta una carrera contra el tiempo para no entrar en alerta roja, ante el crecimiento de contagios y de pacientes COVID 19, en relación con las Unidades de Cuidados Intensivos con las que dispone.

Hoy la ciudad experimentó un respiro en el sostenido crecimiento de ocupación de las UCI que se ubicó en el 68.2% y así abrigar la esperanza de seguir en descenso, al entrar en funcionamiento más UCI, producto de los 130 ventiladores entregados el fin de semana por el gobierno nacional.

El ministerio de Salud reportó hoy 867 contagios en la capital colombiana, mientras que los fallecimientos fueron 17. Los consolidados desde que comenzó la pandemia muestran que en Bogotá han fallecido 507 personas y 22.409 ha resultado contagiadas.

La ciudad está obligada a aplanar la curva de contagios para evitar regresar a un confinamiento exigente como en los inicios de la pandemia, al tiempo que debe seguir aumentando el número de UCI.

El secretario de Salud, Alejandro Gómez asegura que con la llegada de los 130 ventiladores, se podrá llegar a 900 unidades disponibles, con lo que aumentará en un 17% la capacidad de atención en las UCI.

Lo anterior le daría un poco de oxígeno a la difícil situación que enfrenta la ciudad que hoy tiene un 30% del total de contagiados en el país.

En este momento la situación de las UCI es extremadamente preocupante en las IPS privadas donde se reporta un nivel de ocupación del 94.6% con solo nueve camas disponibles.

Es por lo que resultó más que oportuno que con la llegada de los 130 ventiladores, se haya podido incrementar el número de camas UCI en los hospitales públicos de la ciudad.

El secretario de Salud, Alejandro Gómez, informó hoy que ya 51 de esos ventiladores fueron distribuidos entre los hospitales El Tunal, Meissen, La Victoria y Simón Bolívar. Mañana ya estará distribuidos los restantes 79 en el resto de los hospitales de la ciudad donde se atienden pacientes COVID.

Todo este panorama puede verse notoriamente alterado si los casos positivos aumentan exponencialmente con hechos como bajar la guardia en el cumplimiento de protocolos y facilitando escenarios que terminen en aglomeraciones donde es obvio que no existe el distanciamiento social.

Los ojos están puestos sobre registro que se conozca a finales de este mes y comienzos de julio y verificar si el polémico e inoportuno día sin IVA, haya podido desencadenar un nivel de contagios que desemboque en una ocupación de las UCI que obligue a la declaratoria de la alerta roja.

A esto se suma la inminencia de un nuevo día sin IVA el próximo viernes 3 de julio, que el gobierno confirmó, desoyendo la propuesta de la alcaldesa Claudia López de realizarlo solo por vía electrónica, para que no se repitan las aglomeraciones y violaciones de todos los protocolos existentes para enfrentar la pandemia.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín