Precios altos y desabastecimiento de elementos de protección la preocupación de las IPS

Frente al incremento del personal de la salud contagiado con COVID 19, que pasó de 459 a 760 casos en el país, y en Bogotá, pasó de 148 a 225 en los primeros días de mayo, el veedor Distrital, Guillermo Rivera, analizó en Bogotá AMPM la situación actual del abastecimiento de insumos médicos en las IPS habilitadas en la ciudad.

La entidad consultó a cien IPS autorizadas que cuentan con servicios de hospitalización para adultos, pediátricos, unidades de cuidados intermedios e intensivos, para la atención de pacientes de patologías generales, de salud mental, oncológicas, cuidados paliativos y ortopédicos.

De las IPS consultadas el 94% de las instituciones señaló dificultades para adquirir elementos por el aumento en los precios, “la oferta que hay para caretas, tapabocas N95 y batas antifluido supera hasta el 1000% de su costo, lo que puede originar un detrimento financiero en los centros de salud.”, aseguró Rivera.

Según el veedor, hay una necesidad urgente de racionalizar los altos costos de los elementos de protección personal, para no comprometer la sostenibilidad financiera de las instituciones, porque además de los precios elevados, adquirir estos insumos se ha convertido en una labor dispendiosa por parte de las instituciones prestadoras de salud.

Otra de las barreras en el mercado es la oferta, el desabastecimiento, la calidad de los insumos y los controles a través de los cuales las IPS garantizan la compra de elementos que cumplen con las condiciones técnicas y normativas necesarias.

“Las cantidades a las que pueden acceder están restringidas y en algunos casos se proponen tiempos de entrega prolongados y varios proveedores exigen el pago del 100% para el suministro contra entrega, lo cual aumenta la presión financiera sobre los hospitales y clínicas”, explicó el veedor distrital.

El 96% de las IPS manifestaron tener inventarios para suplir la demanda de implementos a corto plazo, sin embargo, la mayoría muestra su preocupación ante las dificultades encontradas en el mercado para mantener al día su dotación en los próximos meses.

Como propuesta para combatir el incremento de los precios de estos elementos sugirió que, si bien el Distrito no tiene competencia regulatoria del mercado, puede disponer de su capacidad institucional para promover una gestión colectiva contractual distrital para la adquisición de estos elementos que cobije tanto a IPS de la red púbica como de la red privada.

El Veedor también prendió las alarmas frente al aumento de oferta en el mercado de implementos que no cumplen con las especificaciones técnicas y sanitarias, otro factor de riesgo adicional para la seguridad de trabajadores y pacientes.

Aseguró que es importante que las IPS públicas y privadas capaciten de manera efectiva al personal médico y administrativo en el uso y disposición de EPP para minimizar riesgos de contagio.

Escuche la entrevista con el veedor Distrital Guillermo Rivera en nuestra emisión de hoy en Bogotá AMPM de Radio Red RCN.

Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín